viernes, abril 07, 2006

SOBRE NUESTRA FIDELIDAD A DIOS

Sobre nuestra fidelidad a Dios
Bendiciones,
Enio

ALIENTO DEL CIELO PARA CADA DIA
Meditación Diaria
por RITCHIE PUGLIESE

FIEL
SALMO 78:8 Y no sean como sus padres, generación contumaz y rebelde; generación que no dispuso su corazón, ni fue fiel para con Dios su espíritu. (Reina y Valera)
Y no fueran como sus antepasados, rebeldes y necios, faltos de firmeza en su corazón y espíritu; ¡generación infiel a Dios! (Dios Habla Hoy)

La fidelidad es una cualidad interior que se refleja en nuestra conducta exterior. Nadie es realmente fiel si no vive como una persona fiel, si no piensa como una persona fiel, si no siente como una persona fiel. Algunos externamente parecen fieles, pero en su interior alojan resabios de infidelidad.
Esto puede pasar en una relación amorosa como también con Dios. Nuestro concepto religioso de ir a la iglesia el Domingo, que muchas veces se hace a veces más para cumplir con nuestra conciencia que para agradar al Señor, hace que vivamos una doble vida para con Dios: Infieles en la semana y fieles el Domingo.
Esta clase de cristianismo licuado ha hecho que muchos busquen otras salidas espirituales en sectas y religiones falsas, pues lo que conocen del Cristianismo el algo tedioso y aburrido.
El cristiano que ha aprendido a caminar con fidelidad cada momento de su vida es igual dentro y afuera de la iglesia. Si uno mira los rostros de la gente dentro de una iglesia todos parecen muy santos, pero su realidad es la que hay en su corazón y lo que viven durante la semana.
Dios no se agrada de los infieles espirituales. Ellos son los que desacreditan el Evangelio de Jesucristo. Al diablo le encanta los cristianos infieles, pues éllos mismos con su vida testifican de un Dios que no vale la pena serle fiel.
Es tiempo que nos demos cuenta que hemos sido rescatados de las garras del infierno no para desacreditar el glorioso Evangelio de Cristo, sino para demostrar su poder con nuestra clase de vida fiel.
No basta con decir que soy fiel ¡es tiempo de demostrarlo en la oficina, en el barrio, en el hogar y en mi mente! ¡Vale la pena ser fiel al Señor, pues El siempre bendice y promueve a los fieles! ¡Gloria a Dios!

CONFESION DE FE:
DECIDO VIVIR CADA MOMENTO DE MI VIDA EN FIDELIDAD PARA CON DIOS.

ORACION:
Te pido Señor, que hoy mismo quites de mí esa máscara religiosa que sólo hace opacar Tu presencia en mi y hace desacreditar Tu glorioso Evangelio. ¡Ayúdame a serte fiel, oh Dios! Te lo pido en el Nombre de Tu Hijo Amado, Jesucristo nuestro Señor y Salvador. Amén.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home