jueves, julio 18, 2019

¿EN CUÁN ESTACIÓN TE ENCUENTRAS?


Disfruta plenamente la vida que DIOS te dio.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
¿EN CUÁL ESTACIÓN TE ENCUENTRAS?
(*)LECTURA BÍBLICA: SALMO 71:17-21

1ª PEDRO 5:10 “Pero después que ustedes hayan sufrido por un poco de tiempo, DIOS los hará perfectos, firmes, fuertes y seguros.
Es el mismo DIOS que en su gran amor nos ha llamado
a tener parte en su gloria eterna en unión con JESUCRISTO.

En la vida pasamos por diferentes etapas o estaciones, desde el día que nacemos hasta el día que morimos, comenzando con la infancia, después la niñez, la juventud, la adultez y por último la vejez. Cuando somos jóvenes, estamos ansiosos por ser adultos. Cuando envejecemos, recordamos con nostalgia los años pasados. ¡Qué ironía!
Pero DIOS quiere que aceptemos con gozo cada una de las estaciones de la vida. Cualquiera que sea tu edad, ÉL espera que tú le escuches, sigas sus instrucciones y aceptes las pruebas que ÉL permite en tu vida, pues ÉL te dará las fuerzas y el valor para pasarlas con éxito. Esta fue la experiencia del salmista, según declara en el pasaje bíblico de hoy (*).
A través de las tormentas que encontramos en nuestro caminar, DIOS nos va puliendo y perfeccionando para lograr SU propósito de hacernos conformes a la imagen de SU HIJO. Esto dice la Biblia en 1ª Pedro 5:10 “Pero después que ustedes hayan sufrido por un poco de tiempo, DIOS los hará perfectos, firmes, fuertes y seguros. Es el mismo DIOS que en su gran amor nos ha llamado a tener parte en su gloria eterna en unión con Jesucristo.”
Alguien dijo que “la experiencia es un sabio hecho a base de golpes y tropezones”. En el pasaje de hoy, el salmista lo confirma cuando, al dirigirse a DIOS, le dice que a través de muchas angustias y males, “aumentarás mi grandeza.”
Una mujer que estaba entrando en la etapa de la vejez le preguntó a su pastor: -“¿Por qué DIOS nos deja envejecer y debilitarnos?”-. Su pastor pensó un momento y luego contestó: -“Creo que DIOS ha planeado que la fortaleza y la belleza de la juventud sean físicas. Pero la fortaleza y la belleza de la vejez sean espirituales y eternas. Poco a poco perdemos la fortaleza y la belleza que son temporales para que podamos concentrarnos en la fortaleza y la belleza que son espirituales y eternas. Así estaremos deseosos de dejar la parte temporal y deteriorada de nosotros y anhelaremos nuestro hogar celestial. Si permaneciésemos jóvenes, fuertes y hermosos, tal vez nunca querríamos irnos”-.
Para que esta renovación interior se lleve a cabo, es necesario que el ESPÍRITU SANTO tome control de nuestras vidas y haga SU obra de santificación.
¿Estás en la primavera de la vida? Confía en el tiempo de DIOS para realizar tus sueños.
¿Estás en el verano o el otoño de la vida? Continúa depositando tu confianza en DIOS, pues ÉL está trabajando en medio del sofocante calor o la pérdida de las hojas, para lograr algo muy lindo en ti.
Y si ya sientes el frío del invierno, mantente firme, pues “el que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente.”
La presencia de DIOS puede hacer que cada una de las estaciones
de la vida sea de fortaleza y belleza.
Disfruta plenamente la vida que DIOS te dio.
Cada etapa tiene su encanto, regocíjate en cada una de ellas.
ORACION: DIOS de amor y de misericordia, gracias por la esperanza que TU Palabra nos ofrece, de que TÚ estás en control de todas y cada una de las etapas, momentos y circunstancias de mi vida.
Ayúdame a someterme a la dirección de tu SANTO ESPÍRITU para poder disfrutar plenamente de cada estación por la que tengo que pasar. 
En el nombre de JESÚS, amén.
(*)LECTURA BÍBLICA: SALMO 71:17-21
DIOS mío, tú me has enseñado desde mi juventud, y aún sigo anunciando tus grandes obras.
DIOS mío, no me abandones aun cuando ya esté yo viejo y canoso, pues aún tengo que hablar de tu gran poder a esta generación y a las futuras.
Tu justicia, oh DIOS, llega hasta el cielo; tú has hecho grandes cosas; ¡no hay nadie como tú!
Aunque me has hecho ver muchas desgracias y aflicciones, me harás vivir de nuevo; me levantarás de lo profundo de la tierra,  aumentarás mi grandeza y volverás a consolarme.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:


miércoles, julio 17, 2019

INTERVENCIÓN SOBERANA


Oremos a DIOS por nuestras necesidades.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
INTERVENCIÓN SOBERANA
Nuestro Pan Diario
**Leer Éxodo 3:1-9

ÉXODO 2:25 “Y miró DIOS a los hijos de Israel,
y DIOS los tuvo en cuenta.” (LBLA)

Bárbara creció con un subsidio del gobierno británico en la década de 1960, pero cuando cumplió 16 años, ella y su hijo recién nacido, Simón, quedaron en la calle. El Estado no tenía más obligación de ocuparse de ella a esa edad. Bárbara le escribió a la reina de Inglaterra, pidiendo ayuda, ¡y recibió una respuesta! Mostrando compasión, la reina se ocupó de que Bárbara tuviera una casa propia.
Esta asistencia compasiva puede considerarse un cuadro de la ayuda de DIOS. El Rey del cielo conoce todas nuestras necesidades y lleva a cabo de manera soberana sus planes en nuestras vidas. Pero DIOS también anhela que le presentemos nuestras necesidades y preocupaciones, como parte de la comunión y el amor que compartimos con ÉL.
Los israelitas le presentaron a DIOS su necesidad de liberación. Agobiados por el peso de la esclavitud en Egipto, clamaron por ayuda. Y el SEÑOR recordó su promesa: «Y miró DIOS a los hijos de Israel, y DIOS los tuvo en cuenta» (Éxodo 2:25 LBLA). Entonces, LE indicó a Moisés que los libertara, porque ÉL los llevaría a «una tierra buena y amplia, una tierra que fluye leche y miel» (Éxodo 3:8 LBLA).
¡A nuestro REY le encanta que recurramos a ÉL!
Con sabiduría, nos da lo que necesitamos.
Descansemos en SU provisión soberana y amorosa.
¿Por qué es importante que oremos a DIOS
por nuestras necesidades?
¿Cómo puedes aprender a descansar
en la provisión del Señor?
OREMOS: SEÑOR, gracias por poder contarte todas mis necesidades. Ayúdame a estar satisfecho. En el amor de CRISTO, amén.
**Leer Éxodo 3:1-9 (LBLA)
MOISÉS Y LA ZARZA ARDIENDO
Y Moisés apacentaba el rebaño de Jetro su suegro, sacerdote de Madián; y condujo el rebaño hacia el lado occidental del desierto, y llegó a Horeb, el monte de Dios. Y se le apareció el ángel del Señor en una llama de fuego, en medio de una zarza; y Moisés miró, y he aquí, la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía. Entonces dijo Moisés: Me acercaré ahora para ver esta maravilla: por qué la zarza no se quema. Cuando el Señor vio que él se acercaba para mirar, Dios lo llamó de en medio de la zarza, y dijo: ¡Moisés, Moisés! Y él respondió: Heme aquí. Entonces Él dijo: No te acerques aquí; quítate las sandalias de los pies, porque el lugar donde estás parado es tierra santa. Y añadió: Yo soy el Dios de tu padre, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su rostro, porque tenía temor de mirar a Dios.
MISIÓN DE MOISÉS
Y el Señor dijo: Ciertamente he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he escuchado su clamor a causa de sus capataces, pues estoy consciente de sus sufrimientos. Y he descendido para librarlos de mano de los egipcios, y para sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y espaciosa, a una tierra que mana leche y miel, al lugar de los cananeos, de los hititas, de los amorreos, de los ferezeos, de los heveos y de los jebuseos. Y ahora, he aquí, el clamor de los hijos de Israel ha llegado hasta mí, y además he visto la opresión con que los egipcios los oprimen.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:

martes, julio 16, 2019

SEMILLAS DE COMPASIÓN


Si el amor y la misericordia de Dios brillan en mí, iluminarán a quienes sufren.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
SEMILLAS DE COMPASIÓN
El Aposento Alto
**Leer Colosenses 3:1-12 (NVI)

COLOSENSES 3:12 “12 Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia.

Al tomar asiento en la sala de espera de emergencias, solo podía pensar en los problemas respiratorios que me trae el asma. No tenía planeado pasar por el hospital ese día. Cerca de mí se hallaba Dominic, un niño de cinco años, con la cabeza vendada, acompañado de su mamá. La enfermera me comentó que el pequeño estaba muy asustado. Me acerqué y le pregunté si quería ver algunas imágenes de animales en mi celular. Cuando dejé de prestar atención a mi dolencia y pensé en el niño, descubrí un nuevo amigo.
Poco después Dominic observó que una mujer mayor lloraba discretamente al otro lado de la sala de espera. Le pregunté a Dominic: «¿Vamos juntos a ver qué le ocurre?». Al comentarle la preocupación del pequeñín, la señora se presentó y le estrechó la mano. Unos minutos después, miraban juntos fotos de sus nietos y perros. Sonreí al ver que la dulce bondad en sus corazones superó las preocupaciones del momento.
Mi intercambio con Dominic me ayudó a comprender
lo bueno que es permitir que la bondad de DIOS
nos acompañe siempre.
Cuando sembramos semillas de compasión,
éstas se multiplican. Y en cada acción y palabra—
¡la gloria sea para DIOS!
OREMOS: DIOS misericordioso, gracias por la compasión que nos muestras a diario. Que busquemos oportunidades para extender tu amor y tu gracia a quienes nos rodean.
En el amor de CRISTO, amén.
Sra. Linn Daniels (Massachusetts, EE.UU.)
**Leer Colosenses 3:1-12 (NVI)
NORMAS PARA UNA VIDA SANTA
Ya que han resucitado con Cristo, busquen las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios. Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra, pues ustedes han muerto y su vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, que es la vida de ustedes, se manifieste, entonces también ustedes serán manifestados con él en gloria.
Por tanto, hagan morir todo lo que es propio de la naturaleza terrenal: inmoralidad sexual, impureza, bajas pasiones, malos deseos y avaricia, la cual es idolatría. Por estas cosas viene el castigo de Dios. Ustedes las practicaron en otro tiempo, cuando vivían en ellas. Pero ahora abandonen también todo esto: enojo, ira, malicia, calumnia y lenguaje obsceno. Dejen de mentirse unos a otros, ahora que se han quitado el ropaje de la vieja naturaleza con sus vicios, 10 y se han puesto el de la nueva naturaleza, que se va renovando en conocimiento a imagen de su creador. 11 En esta nueva naturaleza no hay griego ni judío, circunciso ni incircunciso, culto ni inculto, esclavo ni libre, sino que Cristo es todo y está en todos.
12 Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:



lunes, julio 15, 2019

COMO EN UN BOSQUE


A pesar de que somos imperfectos, es con nosotros que DIOS construye su iglesia.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
COMO EN UN BOSQUE
El Aposento Alto
**Leer Romanos 15:1-7 (DHH)

ROMANOS 15:7 “Así pues, acéptense los unos a los otros, como también Cristo los aceptó a ustedes, para gloria de DIOS.”

Mientras atravesábamos el bosque en el automóvil, camino al campamento, iba observando los árboles a la vera del camino. Algunos tenían ramas secas, otros habían perdido lo más alto de su copa y mostraban otras ramas retorcidas o con formas extrañas.
Cada uno de los árboles parecía tener alguna imperfección, pero todos juntos formaban un bosque verde y vibrante, lleno de vida.
Brindaban sombra para los helechos y orquídeas y un hogar para animales e insectos, desde mariposas a ciervos. Asimismo, el bosque nos ofrecía un lugar lleno de paz donde acampar y disfrutar la naturaleza. Hasta los árboles secos tenían un propósito específico. Al pudrirse se convertían en el compost que nutre a los retoños.
Aquel bosque me recordó a las personas que constituimos la iglesia de Cristo. Todos llevamos cicatrices e imperfecciones, cometemos errores y –sin embargo- podemos conformar algo hermoso.
Podemos llevar perdón a los quebrantados, fortaleza a quienes son tentados y levantar a los caídos para que ellos mismos, a su tiempo, puedan hacer lo mismo por nosotros.
En lugar de condenar a quien comete faltas, podemos ofrecernos a escuchar y tender una mano. Juntos hemos de ser una comunidad que sirve al Señor y ayuda a quienes padecen necesidad a la vez que nos fortalecemos unos a otros.
OREMOS: Amado DIOS, ayúdanos a amar a otros así como TÚ nos amas, a pesar de sus imperfecciones y de las nuestras.
En el amor de CRISTO, amén.
Sra. Susan Thogerson Maas (Oregón, EE.UU.)
**Leer Romanos 15:1-7
SEGUIR EL EJEMPLO DE CRISTO
15 Los que somos fuertes en la fe debemos aceptar como nuestras las debilidades de los que son menos fuertes, y no buscar lo que a nosotros mismos nos agrada. Todos nosotros debemos agradar a nuestro prójimo y hacer las cosas para su bien y para la edificación mutua. Porque tampoco Cristo buscó agradarse a sí mismo; al contrario, en él se cumplió lo que dice la Escritura: «Las ofensas de los que te insultaban cayeron sobre mí.» Todo lo que antes se dijo en las Escrituras, se escribió para nuestra instrucción, para que con constancia y con el consuelo que de ellas recibimos, tengamos esperanza. Y DIOS, que es quien da constancia y consuelo, los ayude a ustedes a vivir en armonía unos con otros, conforme al ejemplo de Cristo Jesús, para que todos juntos, a una sola voz, alaben al DIOS y Padre de nuestro Señor Jesucristo.
Así pues, acéptense los unos a los otros, como también Cristo los aceptó a ustedes, para gloria de DIOS.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:


domingo, julio 14, 2019

LA TRAMPA


Un camino más seguro
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
LA TRAMPA

PROVERBIOS 29:25  “El miedo a los hombres es una trampa, pero el que confía en el Señor estará protegido.”

Los antiguos cazadores no tenían armas de fuego ni miras telescópicas, por lo que debían utilizar su ingenio para poder cazar las presas. Como sus armas no eran confiables, usaban métodos alternativos. La más clásica de las trampas era cavar un pozo profundo en la tierra, cubrirlo con ramas y colgar un señuelo para llamar la atención de la presa. Cuando ésta se acercaba para tomar el señuelo, las ramas no soportaban su peso y caía en el pozo. Ya encerrado y sin salida, era fácil presa del cazador.
Las trampas siempre han sido una herramienta muy utilizada para conseguir lo que se desea. Son situaciones ocultas, oscuras, inquietantes que se esconden para dañar. Nunca una trampa tiene como finalidad el beneficio de la presa, siempre el beneficio es para el cazador y a expensas del atrapado.
Salomón, el hombre más sabio del mundo rescata esta idea y con gran sutileza define una máxima espiritual. Confiar en las personas, es una trampa. Porque el ser humano está condenado a fallar, a fracasar, a mentir y a perjudicar a los otros. Está en su misma naturaleza y no puede evitarlo. Puede disimular por un tiempo, pero a la corta o a la larga, la trampa terminará dañando a otros.
Frente a esta realidad, Salomón, recomienda un camino más seguro. Frente a la amenaza permanente que es el resultado de vivir en esta sociedad, podemos confiar en DIOS para salir bien librados.
Porque DIOS no cambia, y siempre permanece fiel; no importa cuántas veces le fallemos, ni lo mal que nos portemos, en SU misericordia ÉL nos sigue amando de la misma manera y nos sigue buscando.
¿Debemos por esta razón dejar de creer en todas las personas y verlas como enemigos? De ninguna manera; lo que recomienda Salomón es a tener cuidado y estar atentos.
Relacionarnos con todos pero no depender de ninguno; trabajar en armonía, pero no depositar toda nuestra esperanza en lo que pueda darnos alguna persona, porque como persona se puede equivocar.
Nuestra confianza [dependencia] pertenece a nosotros, y debemos escoger en quién o en qué depositarla. Sabemos que JESÚS es la ROCA ETERNA -todo lo demás es arena movediza-. Eso significa que somos sabios cuando confiamos en ÉL -la única fuente de estabilidad-.
Empéñate en crecer hasta tal punto que puedas decir: “Solamente en CRISTO pondré mi confianza”, entonces, y sólo entonces, vendrá el gozo, la paz, la victoria y sólo ÉL recibirá toda la gloria.
No caigas en la trampa de confiar en la fuente equivocada. Solo DIOS es digno de confianza y nunca falla. Acércate confiadamente al Trono de SU Gracia, para hallar el oportuno socorro.
OREMOS: Líbrame oh DIOS de las trampas que me han puesto en mi camino. Ayúdame a confiar sólo en TÍ y a hacer TU voluntad, agradándote en todo momento. Gracias por las muestras de TU amor. Por CRISTO JESÚS, amén.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:

sábado, julio 13, 2019

EL AMOR DE DIOS


Sos única y especial para DIOS.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
EL AMOR DE DIOS
El Aposento Alto

JEREMÍAS 1:5 «Antes de darte la vida, ya te había yo escogido; 
antes de que nacieras, ya te había yo apartado; 
te había destinado a ser profeta de las naciones.» (DHH)

Cuando estaba en la panza de mi mamá a los dos meses, mi papá le había dicho a mi mamá que se iba a comprar. No volvió más, abandonó a mi mamá, al igual que a mí. 
Por la ausencia de él, me ha costado mucho relacionarme con chicos, uno siempre piensa que porque tu papá te abandonó, los otros también lo van a hacer.
Al conocer a DIOS de todo corazón, pude encontrar ese amor, ese refugio, esa paz que no pude encontrar nunca en mi vida. Que nunca me lo pudo dar otra persona.
Sentirte única y especial solo lo puede hacer DIOS a través de su amor incondicional y eterno. Le doy gracias a DIOS porque antes de formarme en el vientre de mi madre ya me había elegido ya me había adoptado como su hija.
Nuestros padres terrenales nos pueden abandonar pero nuestro PADRE Celestial nunca nos abandona. DIOS nos cubre bajo sus alas protectoras así como la gallina protege a sus polluelos. 
DIOS es mi amparo y mi fortaleza.
OREMOS: Gracias amado PADRE porque no nos abandonas y llenas esos vacíos que sentimos con TU amor y TU misericordia. 
En el amor de CRISTO JESÚS, amén.
Srta. Iara Abril Cabrera (Buenos Aires, Argentina)
Visita nuestra página web en la siguiente dirección: