jueves, diciembre 18, 2014

DEL PÁNICO A LA PAZ

HEBREOS 12 2  DEL PÁNICO A LA PAZ
La paz que sólo Tú me puedes dar…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria    
DEL PÁNICO A LA PAZ
HEBREOS 12:2 “Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de DIOS. " (NVI)
Jesús salió de la ciudad y fue al Monte de los Olivos, como solía hacerlo, y sus seguidores fueron con ÉL. Cuando llegó al lugar, les dijo: «Orad que no entréis en tentación». Luego se alejó como a un tiro de piedra de éllos. Se arrodilló y oró: «Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya». Entonces apareció un ángel del cielo que lo confortaba. Lleno de dolor, Jesús oraba más intensamente. Su sudor era como gotas de sangre que caían en tierra (Lucas 22:39–44).  
¿No era el temor una de las emociones que Jesús sintió? Se podría argumentar que el temor era la emoción primaria. Veía en el futuro algo tan feroz, tan aprensivo que oró por un cambio de planes.«Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad sino la tuya» (Lucas 22:42)
¿Qué es lo que nos movería a presentar esta misma oración? ¿El subir a un avión? ¿Enfrentar una multitud? ¿Hablar en público? ¿Tomar un trabajo? ¿Tomar un cónyuge? ¿Conducir por la autopista? ¿Enfrentar una enfermedad? La fuente de tu temor puede parecerle pequeña a otros. Pero a ti, te enfría los pies, te hace saltar el corazón y te lleva la sangre al rostro.
Éso le pasó a Jesús. Pero qué bondad la suya al contárnoslo. Nosotros tendemos a hacer lo contrario. Disfrazamos nuestros miedos. Los ocultamos. Ponemos las manos sudorosas en los bolsillos, la náusea y la boca seca las mantenemos en secreto.
Jesús no lo hizo así. No vemos una máscara de fortaleza. Escuchamos una petición de fortaleza. ÉL primero en oír su temor fue su Padre en los cielos.   Ah, ¡qué tendencia la nuestra de acudir a cualquiera! Primero al bar, al consejero, al libro de autoayuda o al vecino amigo.
¿Cómo es que soportó Jesús el terror de la crucifixión? Primero fue al Padre con sus temores. Fue ejemplo de las palabras del Salmo 56.3: «En el día que temo, yo en ti confío».
Haz lo mismo con tus temores. No eludas los huertos de Getsemaní de la vida. Entra en éllos, pero no entres sol@. Mientras estés allí, se honest@. Se te permite golpear el suelo, se permiten las lágrimas, y si tu sudor se convierte en sangre, no serás el/la primer@. Haz lo que Jesús hizo: abre tu corazón, y sé específico. Jesús lo fue. «Pasa esta copa», oró.
Díle a DIOS el número de tu vuelo, cuéntale la longitud de tu discurso, el sufrimiento de tu enfermedad, dale a conocer los detalles de tu cambio de trabajo, etc.. ÉLl tiene mucho tiempo, y también tiene mucha compasión. ÉL no piensa que tus temores son necios o vanos. No te dirá «Anímate», ni «Mantente firme». ÉL ya pasó por éso. Sabe cómo te sientes. ÉL sabe lo que tú necesitas. Por eso debemos condicionar nuestra oración como Jesús lo hizo: «Si quieres … »  ¿Quería DIOS? Sí y no. No le quitó la cruz, pero le quitó el temor. ¿Quién dice que no hará lo mismo por ti?  
Corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe; ésto es lo que nos exhorta a hacer el autor de Hebreos, quien nos habla de uno que corre y de un precursor.
El precursor es Jesús, «el autor y consumador de la fe». ÉL es el autor: es quien escribió el libro de la salvación. Y es el Consumador: no sólo preparó el mapa, sino que hizo resplandecer el sendero. ÉL es el precursor, nosotros corremos detrás.
Mientras corremos se nos exhorta a fijar los ojos en Jesús.  No midas la altura de la montaña; habla con Aquel que la puede mover.  En vez de llevar el mundo a tus espaldas, háblale Al que sostiene el universo en Sus manos. Tener esperanza es mirar hacia adelante.   
Ahora bien, ¿hacia dónde estás mirando?

ORACIÓN: Padre Celestial, ayúdame para que pueda ser sincero contigo y en los momentos de problemas y de pruebas las ponga en Tu conocimiento para que me des la paz que sólo Tú puedes dar. En el nombre de Cristo, amén.

miércoles, diciembre 17, 2014

CONSEJERO

ESCÚCHALO…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria    
CONSEJERO
ISAÍAS 9:6 "Y se llamará su nombre….. Consejero... "
Estamos a las puertas de la celebración del acontecimiento más grande que el mundo ha conocido: el nacimiento del Hijo de DIOS, el Consejero prometido, el Salvador del mundo.  María, la madre de Jesús exclamó: "Engrandece mi alma al Señor, y mi espíritu se regocija en DIOS mi Salvador" (Lucas 1:46-47).
Su parienta Elizabet celebró diciendo: "Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre... Bienaventurada la que creyó, porque se cumplirá lo que le fue dicho de parte del Señor" (Lucas 1:42-45).
Grande y maravillosa la noticia de la obra de DIOS a favor nuestro: La Palabra de DIOS se hace hombre, DIOS habla a través de Su Hijo, conocemos Su voluntad y confiamos en ÉL. Sí, nace el Consejero.
Años más tarde, un seguidor de Jesús declaró: "Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna" (Juan 6:68). Hablando acerca de sí mismo, Jesús dijo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida" (Juan 14:6). La realidad es que ÉL es el Consejero.  
Hay veces en que nuestros corazones se confunden: necesitamos la verdad y la paz que viene de DIOS. La Biblia nos advierte: "Engañoso es el corazón más que todas las cosas" (
Jeremías 17:9). Y cuando nos equivocamos tenemos que admitir, como lo hizo el apóstol Pablo: "Lo que hago no lo entiendo, pues no hago lo que quiero, sino lo que detesto, eso hago" (Romanos 7:15). Sin duda necesitamos escuchar las palabras sabias del Consejero para despejar las dudas y restablecer la paz que solamente ÉL puede darnos.
“Maravilloso Consejero”. Gracias a Su conocimiento de la Palabra de DIOS y a Su extraordinaria comprensión de la naturaleza humana, sabía cómo resolver los problemas cotidianos. Desde que fue coronado rey en el cielo, Cristo ha seguido siendo el “Consejero” y el medio principal por el cual nuestro Padre Celestial se comunica con la humanidad.
Los consejos de Jesús, que se hallan en la Biblia, siempre son sabios y acertados. Saber y creer ésto redundará en una vida libre de incertidumbre y temor paralizante. De Cristo Jesús recibimos palabras de perdón y esperanza. ÉL es el que tiene el consejo y consuelo para nuestra vida.
ÉL conoce nuestros corazones. Por lo tanto, podemos sentirnos seguros delante de DIOS, pues si nuestro corazón nos acusa de algo: "Mayor que nuestro corazón es DIOS, y Él sabe todas las cosas" (1 Juan 3:20).
ORACIÓN: Jesús, gracias por ser mi Consejero. Guía mi camino en Tu verdad. Amén.


martes, diciembre 16, 2014

APRENDIZAJE

Acéptala con agrado…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria    
APRENDIZAJE
PROVERBIOS 1:23 “Respondan a mis reprensiones, y yo les abriré mi corazón; les daré a conocer mis pensamientos. 
Para los hijos de DIOS el proceso de reprensión (corrección) es necesario porque forma parte del proceso de aprendizaje. Nadie nace sabiéndolo todo. Hay mucho que aprender y parte de lo que se aprende tiene que ver con decisiones que tomamos que no son las más convenientes para nosotros y que las hemos tomado al margen de los principios que DIOS ha preparado para nuestra vida. Estas grandes equivocaciones necesitan ser colocadas sobre la mesa para ser analizadas y corregidas según la dirección que señale la buena voluntad de DIOS.
El ser humano es desobediente por naturaleza y ésto hace que muchas veces nos rebelemos en contra de la voluntad divina para tratar de imponer nuestros criterios y pareceres. Es aquí donde la corrección pasa a jugar un importantísimo papel en la crianza del hijo de DIOS. La disciplina es necesaria y no se sabe de ningún proceso de aprendizaje que haya tenido buenos resultados sin haber hecho uso de élla.
La corrección nos hará más sabios, siempre y cuando la aceptemos con agrado y entendamos que élla tiene un importante propósito para nosotros. Sin élla nunca podremos avanzar hacia la madurez espiritual. Por medio de élla podremos beber de las aguas de la fuente de la sabiduría para fortalecer nuestra relación con DIOS y entender mejor sus propósitos.
¿Te encuentras en este momento bajo la corrección del Padre celestial? Saca todo el provecho que puedas de esa situación. A medida que vayas comprendiendo cómo funciona la disciplina en tu proceso de crecimiento y la aceptes de corazón, élla será cada vez menos necesaria para alcanzar el progreso espiritual. ¡Sólo a DIOS sea la gloria!
ORACIÓN: Padre Celestial. Te pido perdón por todas mis faltas y pecados cometidos y te pido que me ayudes a aceptar con agrado Tu corrección. En el nombre de Cristo, amén.


lunes, diciembre 15, 2014

FRUTO, MÁS FRUTO, MUCHO FRUTO

La poda necesaria…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
FRUTO, MÁS FRUTO, MUCHO FRUTO
Charles Stanley
JUAN 15: 8 "En esto se muestra la gloria de mi Padre, en que den mucho fruto y lleguen así a ser verdaderos discípulos míos."
JUAN 15: 16  Ustedes no me escogieron a mí, sino que yo los he escogido a ustedes y les he encargado que vayan y den mucho fruto, y que ese fruto permanezca. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre."
Charles Stanley relata:
"Viví durante un tiempo en las montañas de Carolina del Norte, en un lugar que era conocido como Fruitland (“tierra de la fruta”). El sitio tiene ese nombre por ser una tierra de manzanas. Una vez fui a visitar a un miembro de mi iglesia que vivía allí, y su esposa me dijo que estaba en el huerto, podando los árboles.
Así que me fui a observar lo que estaba haciendo. Sin saber por qué lo hacía, le dije: “Va a matar ese árbol”. Se volvió para mirarme, y me dijo: “Encárguese usted de la predicación. Yo me encargo de la poda”. Después me enteré de que, para producir una buena cosecha, las ramas de los árboles tenían que ser podadas.
Es una lección que nunca he olvidado, porque también se aplica a nuestra vida espiritual. A veces, dudamos del amor de DIOS cuando los tiempos malos nos golpean y estamos adoloridos. Pero lo que el Señor está haciendo, en realidad, es podándonos para que podamos dar fruto de calidad; después vuelve a podarnos para que demos más fruto, y finalmente nos poda otra vez para que demos mucho fruto. Si una rama sigue creciendo sin ser recortada, aparecerán muchos brotes pequeños que le quitarán la savia que la sustenta.
Las cosas pequeñas de la vida pueden ser como esos brotes, frustrando nuestra capacidad de fructificar.
Algunas veces permitimos que nuestra bondad dependa de cómo nos sentimos cuando nos despertamos por la mañana; podemos dejar que se desarrolle un mal hábito; o tal vez permitimos que nuestra paz se vea empañada por nuestras circunstancias.
Pero si aceptamos la poda de DIOS con la actitud correcta, la savia del Espíritu Santo desarrollará el fruto en nuestra vida.

ORACIÓN: Gracias Padre Celestial por este nuevo día que me das y por las experiencias gozadas. Gracias a las bendiciones que tu derramas sobre mi y mi familia en todo momento. Señor te pido que me podes para que pueda dar fruto, mucho fruto y del bueno. En el nombre de Cristo, amén.

domingo, diciembre 14, 2014

UN AMIGO CONSTANTE

Una buena lección…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
UN AMIGO CONSTANTE
Ministerios en Contacto
PROVERBIOS 6:6 "Anda a ver a la hormiga, perezoso; fíjate en lo que hace, y aprende la lección:"(DHH)
¿No es curioso lo que DIOS puede utilizar para enseñarnos las cosas más fundamentales?
El libro de Proverbios nos dice que si queremos ser sabios, ¡debemos mirar a una diminuta hormiga! Si somos capaces de aprender sabiduría viendo la manera en que actúan las hormigas, ¿dónde más podemos encontrar algunas lecciones importantes?
Permítame contarle algo que me sucedió. Durante muchos años, tuve un perro —un schnauzer alemán que se llamaba Rommel. Todas las tardes, cuando llegaba con mi auto a casa, Rommel corría a saludarme. Muchas veces, parecía como si estuviera diciendo: “¡Bienvenido a casa, señor! ¡Todo está bajo control aquí!”
Ahora bien, a veces tenía que corregir a Rommel por algo que había hecho, o por causar algún accidente en la casa una que otra vez. Sin embargo, no importaba lo que yo hiciera —ya fuera disciplinarlo, jugar con él o ignorarlo— él nunca parecía amarme menos. Rommel siempre estaba feliz de verme, y en todo momento quería estar conmigo.
Un día, mientras estaba jugando con mi mascota, el Señor grabó una verdad en mi corazón. Miré a ese perro, y le dije: “Rommel, no importa lo que yo haga, tú siempre me amas. Me gustaría ser la clase de amigo que tú eres”.
Esta toma de conciencia me enseñó algo en cuanto al Señor. ÉL nunca cambia, y Su amor nunca disminuye, no importa lo que yo haga o cómo le trate.
El Señor es el mismo ayer, hoy y mañana. Y Su amor es siempre constante. Si un perro puede ilustrar con su ejemplo esta sencilla verdad, nosotros no debemos desear hacer menos.
Charles Stanley

ORACIÓN: Padre Celestial, gracias te doy por el nuevo día que me das.  Perdóname mis faltas y pecados. Perdóname que no haya actuado como a Ti te agrada. Gracias Señor. Gracias porque Tú me hablas a través de Tu Palabra (La Biblia) y me ayudas a llevar una vida mejor. Gracias Señor por las muestras de Tu amor. En el nombre de Cristo, amén.

sábado, diciembre 13, 2014

FIRMES

Estar preparado…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria 
FIRMES
SALMO 16:8 "Siempre tengo presente al Señor; con El a mi derecha, nada me hará caer.”
Con cada año que pasa, la inestabilidad en el mundo parece cada vez más evidente. Las catástrofes naturales y las provocadas por el hombre cobra un incontable número de vidas; y el equilibrio político cambia. Todo nos lleva a preguntar: ¿Hay algo que sea firme?
A pesar de lo aterradoras que parecen estas cosas, encontramos en el pasaje de hoy un ejemplo más grande, vemos que los cielos y la tierra serán sacudidos. Todo será destruido —quemado, para ser exacto. Afortunadamente, tenemos la promesa de que DIOS creará cielos y tierra nuevos, pero mientras tanto nuestro mundo estará sometido a una gran agitación. El Señor permite las sacudidas por diferentes razones, pero por ahora, concentrémonos en una sola: ÉL no tolerará nada que le permita al hombre parecer autosuficiente a sus propios ojos.
Por tanto, DIOS permite, por amor, que tengamos bastantes problemas para que nos demos cuenta de nuestra necesidad de ÉL. Por nuestro orgullo, tendemos a pensar que somos capaces de prescindir de DIOS. Pero, por amor, el Señor puede agitar nuestras vidas para mostrarnos nuestra dependencia de ÉL.
Si basamos nuestra seguridad en cualquier cosa que no sea Jesucristo, nos encontraremos en arena movediza.  La Biblia se refiere a Jesús como una roca y un fundamento firme (1 Corintios 3.10, 11  10 Yo fui el maestro albañil al cual Dios en su bondad encargó poner los fundamentos, y otro está construyendo sobre ellos. Pero cada uno debe tener cuidado de cómo construye, 11 pues nadie puede poner otro fundamento que el que ya está puesto, que es Jesucristo.; Efesios 2:20 20 Ustedes son como un edificio levantado sobre los fundamentos que son los apóstoles y los profetas, y Jesucristo mismo es la piedra principal.).  Sabemos que DIOS es inmutable y soberano; nada puede desestabilizarlo ni alterarlo. Su Palabra es verdad, y durará para siempre.
Como creyentes, nuestra relación eterna con DIOS está segura. Hemos sido adoptados como hijos Suyo, y nada puede quitarnos esta posición. Es más, tenemos la seguridad de un hogar eterno con ÉL. Aunque es posible que a veces nos sintamos inquietos, podemos alegrarnos cuando las pruebas nos llevan humildemente a la cruz de Jesús; allí encontraremos paz y seguridad verdaderas.
¡Qué seguridad tan grande tenemos como hijos de DIOS! Podemos descansar en paz y plena confianza, sabiendo que nuestros corazones están seguros en Jesucristo. El rey David dijo: "Siempre tengo presente al Señor; con El a mi derecha, nada me hará caer.”

ORACIÓN: Padre Santo, te ruego pongas en mi corazón un ferviente deseo de buscarte día tras día, de adorarte, de obedecerte, de servirte y depender más de Ti. Cuando sea el tiempo, que tu Hijo Jesucristo venga de nuevo o cuando yo salga de este mundo, quiero estar totalmente preparad@ para ese maravilloso encuentro. En el nombre de Jesús, amén.

viernes, diciembre 12, 2014

¿MENÚ O MAPA?

La Palabra perfecta…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
¿MENÚ O MAPA?
ISAÍAS 48: 17 “Así dice el Señor,  tu Redentor, el Santo de Israel: «Yo soy el Señor tu DIOS, que te enseña lo que te conviene, que te guía por el camino en que debes andar. Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo,el Santo de Israel”.
Una de las cosas buenas de los establecimientos de comidas rápidas (Fast Food Restaurants), es que el menú está justo frente a ti. No como en esos sofisticados restaurantes donde tienes que saber francés para saber si estás pidiendo caracoles o ánguilas.
De modo que con ese menú en la pared colgando frente a ti, puedes pedir exactamente lo que quieres, ni más ni menos. Un menú te da opciones. Puedes ir a todos los días por el resto de tu vida, y si no te gusta el pollo nunca tendrás que pedirlo, si no lo quieres. Tú puedes escoger.
Ahora hablemos de mapas. Sales del estacionamiento de estos restaurantes de comidas rápidas para ir a visitar a tu mejor amigo que se ha mudado a un nuevo lugar. Todo lo que él te dio fue un mapa. Entre tú y tu destino hay un rompecabezas de carreteras.
Digamos que miras el mapa igual que miras el menú. «Bueno, voy a tomar la carretera 80; me parece buena. Pero creo que no me interesa ir por la Ruta 66, prefiero escoger la 75 hacia el sur. Y también voy a tomar por un rato la 52 este.»
¿Sabes qué? No vas a llegar a casa de tu amigo. Los menús y los mapas son dos cosas muy diferentes. El menú te da la opción de escoger, el mapa tienes que usarlo completamente para llegar del punto A al punto B.
¿Aplica ésto a la manera en que estas usas la Biblia? ¿La ves como un menú o como un mapa?  Verla como un menú permite al lector que escoja de qué partes de la Biblia va a depender, las que le “agradan”, dejando las otras porciones sin probar. Verla como un mapa exhorta al lector a usarla completamente, sin dejar afuera nada de su valiosa guía.  
Desafortunadamente, muchos cristianos la ven como un menú. Quieren escoger las porciones de la Palabra de DIOS que quieren creer y obedecer, y ésto no va a dar resultado. Toda la Biblia debe aceptarse como la Palabra inspirada por DIOS. Debemos aceptarla totalmente; vivir por élla siguiendo sus instrucciones.  
Al usar La Biblia como un mapa, deber ser leída correctamente para que uno llegue al destino correcto, al destino final, pues nos indicará la ruta a seguir y los obstáculos que tenemos que evitar.  
Los tesoros de la Palabra de DIOS permanecerán escondidos para aquellos que no tienen el mapa, para aquellos que no usan el mapa y para aquellos que usan mal el mapa. Pero para aquellos que aprendan a usar el mapa, esos tesoros serán encontrados y disfrutados para siempre! Así como el buscador de piedras preciosas cava y cava hasta encontrar su valioso mineral, así también el creyente debe buscar con diligencia hasta encontrar el precioso mensaje que de DIOS tiene para el . 
Estúdiala completamente y síguela hasta que llegues al hogar celestial
ORACIÓN:  Padre Santo, te doy gracias por Tu Palabra, porque a través de élla puedo conocer la verdad y ser totalmente libre. Ayúdame a dedicar un tiempo cada día de mi vida para meditar y reflexionar en élla y dame discernimiento espiritual para entenderla y fuerzas para ponerla en práctica. Te lo pido en el nombre de Jesús, amén.
LECTURA BIBLICA  Salmos 19:7-11
7 La ley del Señor es perfecta: infunde nuevo aliento. El mandato del Señor es digno de confianza: da sabiduría al sencillo. 
8 Los preceptos del Señor son rectos: traen alegría al corazón.  El mandamiento del Señor es claro: da luz a los ojos. 
9 El temor del Señor es puro:  permanece para siempre.  Las sentencias del Señor son verdaderas: todas ellas son justas. 
10 Son más deseables que el oro, más que mucho oro refinado; son más dulces que la miel,  la miel que destila del panal. 
11 Por ellas queda advertido tu siervo; quien las obedece recibe una gran recompensa