martes, septiembre 30, 2014

¿CONOCES QUIÉN ES TU PROTECTOR?

Vivir cerca de DIOS.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria 
¿CONOCES QUIÉN ES TU PROTECTOR?
SALMOS 91:1: “El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente.”
Hasta el día 26 de diciembre de 2004, la ciudad de Meulaboh, Indonesia, tenía alrededor de 40,000 habitantes. Esa mañana las gigantescas olas del tsunami que arrasó el sureste asiático, devastaron sus playas y llegaron al centro de la ciudad destruyendo casas y edificios y matando al ochenta por ciento de su población. Fue uno de los lugares más impactados por la fuerza destructiva del maremoto. Pero en medio de tan grande desgracia hubo un poderoso testimonio del amor y la fidelidad de DIOS.
En esta ciudad había unos 400 cristianos. Éllos querían celebrar la Navidad el 25 de diciembre, pero no les fue permitido por las autoridades musulmanas del lugar. Les dijeron que si querían celebrar la Navidad tenían que irse a lo alto de una montaña en las afueras de la ciudad. Deseosos de celebrar el nacimiento de Cristo, los 400 creyentes humildemente obedecieron y se fueron a la montaña donde pudieron celebrar la Navidad, y allí pasaron la noche. A la mañana siguiente, cuando el terremoto, seguido de las olas del Tsunami dejó la ciudad prácticamente desolada, los 400 creyentes estaban en lo alto de la montaña sanos y salvos.
Después del suceso, muchos musulmanes sobrevivientes de Meulaboh dijeron que “el DIOS de los cristianos los castigó por haberles prohibido que celebraran la Navidad en la ciudad”. Otros se preguntaban por qué murieron tantos musulmanes y ni siquiera uno solo de los cristianos murió en la ciudad. Lo cierto es que aquellos 400 hombres y mujeres pudieron experimentar el cuidado y la protección de su Padre Celestial desde lo alto de su refugio, mientras veían con sus propios ojos el cumplimiento de Su promesa: “Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará.” (Salmos 91:7).
Ni un desastre de la magnitud de ese Tsunami, en el que murieron más de 200,000 personas, puede impedir que DIOS cumpla Su promesa de protección y cuidado de Sus hijos.
Quizás nos ataque el temor en medio de circunstancias difíciles, tal vez la duda nos envuelva, pero debemos rechazar estos sentimientos inmediatamente, manteniéndonos firmes en nuestra esperanza y nuestra confianza en el Señor. No dudes nunca del perfecto protector, DIOS; ÉL ha prometido que no te desamparará.Así lo afirma el salmista: “Porque no abandonará el Señor a su pueblo, ni desamparará su heredad.” (Salmo 94:14). El Señor promete sostenernos  y guardarnos siempre, aún desde el vientre de nuestra madre, desde antes denuestro nacimiento, durante toda nuestra vida hasta la vejez. ¡Que garantía de protección divina!
¡Con qué tranquilidad pueden vivir los hijos de DIOS, sabiendo que el DIOS Todopoderoso está atento tanto a sus necesidades de todo tipo como a los peligros a los que se enfrenten durante toda su vida! La Palabra de DIOS nos dice que si vivimos cerca de ÉL, tenemos asegurada esa protección.
ORACIÓN: Padre Amado, gracias por Tu protección y Tu cuidado; gracias por Tu amor y Tu fidelidad. Ayúdame a permanecer en comunión Contigo cada día de mi vida, para así poder vivir tranquilo y confiado en que, aún en las peores situaciones de este mundo, Tú estarás a mi lado y nunca me desampararás ni me dejarás. Por Cristo Jesús, amén.


lunes, septiembre 29, 2014

ADOPTADOS COMO HIJOS

Gracias Señor…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria 
ADOPTADOS COMO HIJOS
GÁLATAS 4:4-5 “Pero cuando se cumplió el plazo, DIOS envió a su Hijo, nacido de una mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley, a fin de que fuéramos adoptados como hijos.” 
Artyom, un niño ruso de siete años, está confundido. Si bien nació en Rusia, fue adoptado por una familia de los Estados Unidos, pero después de de vivir con esa familia por seis meses, éllos lo pusieron en un avión y lo enviaron de vuelta a Rusia. ¿La razón? Dijeron que Artyom era "mentalmente inestable." Por su parte, los médicos rusos que lo examinaron dicen que el niño no haberle encontrado nada malo. El presidente de Rusia dice que hay algo malo con la familia que adoptó a Artyom, y que rechazar al niño fue un "acto monstruoso... no sólo inmoral, sino también ilegal."
Al escuchar esta noticia, podemos recordar lo que Pablo escribió en Gálatas. Él dijo: “DIOS envió a su Hijo a redimirnos para que podamos ser adoptados como hijos”. Sí, nuestra fe en el Salvador nos ha hecho miembros adoptados en la familia de la fe. Gracias a lo que Jesús ha hecho por nosotros en la cruz del calvario, a nosotros se nos ha dado una nueva vida. Jesús hizo todas esas cosas a la perfección, incluyendo entregar su vida, para que nosotros podamos ser salvos y adoptados. Lo que nos entristece es que somos espiritualmente inestables. Somos parte de la familia de DIOS, pero seguimos pecando, o sea, seguimos haciendo las cosas que hacíamos cuando no pertenecíamos a su familia. Es asombroso que DIOS no nos envíe de regreso.
Pero ÉL no lo hace... la misericordia del Padre hace que nos perdone, nos ame, nos anime, y nos apoye. Gracias a la obra de Jesús, completada en la cruz y revelada como aceptada en el Domingo de Resurrección, nuestro Padre celestial envía su Espíritu Santo para ayudarnos a ser parte de la familia de fe.
ORACIÓN: Señor DIOS, perdóname cuando no vivo como uno de tus hijos adoptados. Borra mis pecados, y crea en mí un corazón nuevo. Has que mi corazón esté agradecido por la obra y sacrificio de Jesús, para que viva como  orresponde a un hijo Tuyo. En el nombre de Jesús. Amén.


domingo, septiembre 28, 2014

MIRANDO ATRÁS

Aprende a perdonar…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria 
MIRANDO ATRÁS
FILIPENSES 3:13-14 “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de DIOS en Cristo Jesús.“
Helen Keller y Fanny Crosby fueron dos asombrosas mujeres que perdieron la vista cuando eran bebés. Fanny Crosby escribió más de 9.000 poemas, muchos de los cuales fueron convertidos en himnos que todavía hoy cantamos. Helen Keller, quien era ciega y sorda, se graduó de la universidad con 'magna cum laude', y a lo largo de su vida dio charlas y escribió muchos libros y artículos. Estas dos mujeres vivieron extraordinariamente a pesar de sus discapacidades físicas.
Con este preámbulo, una joven nos comparte su experiencia:
"Yo no tengo las discapacidades que esas mujeres tenían, pero tuve una experiencia devastadora a la edad de 12 años, lo cual DIOS, a la larga, utilizó para bendecirme. Un maestro de escuela elemental me violó y abusó de mí. Durante muchos años después de mi experiencia, yo estuve amargada contra DIOS porque había pecado contra mí. Finalmente me di cuenta de que no tenía otra opción más que mirar hacia arriba.
En vez de amargarnos durante una prueba, podemos hacer lo que hizo David: acudir a DIOS. Cuando murió su primer hijo que tuvo con Betsabé, a causa de su pecado, David «entró en la casa del SEÑOR y adoró» (2 Samuel 12:20), y en el Salmo 51 exclamó: “Crea en mí, oh DIOS, un corazón limpio… Devuélveme la alegría de tu salvación” (vv. 1.10,12.).
Jesús es el Restaurador de almas y ha restaurado la mía. Ahora puedo mirar atrás y dar gracias porque el hombre que me hizo su víctima no me mató. DIOS usó esa experiencia para enseñarme a amar a los demás como Jesús sigue amándome a mí: incondicionalmente.
 Es mi oración que cuando mires a tus pruebas pasadas y a las futuras bendiciones que pueden venir con éllas te des cuenta de que DIOS restituye tu gozo: «Ya el sol no será para ti luz del día, ni el resplandor de la luna te alumbrará; sino que tendrás al SEÑOR por luz eterna, y a tu DIOS por tu gloria» (Isaías 60:19)."
Todos tenemos un pasado que tal vez no podemos o no queremos olvidar. Hay experiencias buenas y malas que marcaron una etapa de nuestra vida, o para siempre. Algunas vivencias fueron amargas, tristes, de malos recuerdos. Pero, otras fueron satisfactorias, pero pasajeras… algo que puede quedar atrás, en el olvido...
Experiencias vacías, llenas de dolor y amargura... DIOS no quiere que tu vivas en el pasado, ÉL no quiere que cualquier cosa que haya sucedido en tu vida te detenga para que alcances lo que ÉL está haciendo para ti en tu presente y en tu futuro, El tiene cosas buenas para ti, ¿lo crees?
Pues si se pueden vencer las circunstancias más difíciles y dolorosas del pasado. El Señor va a usar tus pruebas para acercarte a ÉL. Puedes pensar que no vas a salir de la situación en que te encuentras, pero DIOS abre camino en el desierto, Él hace que brote agua, vida, bendición en tiempos de sequedad y de aridez.
Acércate al trono de la gracia de DIOS, y deposita ante ÉL toda tu carga, tu amargura o resentimiento que están contaminando tu alma, y pide al Señor que restaure tu gozo y te llene de Su paz inefable. Verás cómo, a medida que el Espíritu Santo va limpiando tu corazón de raíces de amargura, serás capaz de perdonar, y disfrutarás al máximo de la presencia y las bendiciones del Señor.
ORACIÓN: Mi DIOS amado, te ruego que tu Santo Espíritu arranque de mi corazón las raíces de amargura que me alejan de Ti e impiden perdonar a aquellos que me han hecho daño. Clamo a TÍ para que Tu Santo Espíritu llene mi corazón de Tu amor, de Tu gozo y de Tu paz. En el nombre de Jesús,amén.


sábado, septiembre 27, 2014

¿TE SIENTES DERRUMBADO?

¡LEVÁNTATE!
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria 
¿TE SIENTES DERRUMBADO?
SALMOS 37:23-25  “Por el Señor son ordenados los pasos del hombre, y El aprueba su camino. Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, porque el Señor sostiene su mano. Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan.” 
Paul Wylie, uno de los mejores patinadores sobre hielo de los Estados Unidos, es también un consagrado cristiano. En una ocasión, en vísperas de un viaje a la comunista Europa del Este con el fin de participar en unas competencias, Paul declaró: “Para mi patinar no es el medio para obtener más trofeos, fama o gloria, sino más bien una plataforma para compartir el Evangelio de Jesucristo con atletas de países que han levantado una barrera política y legal contra el cristianismo. DIOS me ha dado una carga por los europeos del Este.”
Más adelante, en las Olimpíadas de invierno de Calgary, Canadá en 1988, Wylie se encontraba patinando ante 20,000 espectadores y una tele audiencia de varios millones, cuando de momento algo salió mal en su rutina y cayó. Después de la competencia él describió aquel terrible momento de la siguiente manera: “De pronto sentí que mi mano toca el hielo, la cuchilla no me aguanta, empiezo a resbalar y me doy cuenta de que me estoy cayendo. Todo lo que escucho mientras caigo al hielo es un quejido de lamento de lo que parece ser un millón de voces al unísono.” 
Wylie tenía que tomar una decisión en una fracción de segundo. Podía centrarse en el error y darse por vencido, o podía seguir patinando y dar lo mejor de sí. Justo en ese momento le vino a la mente este versículo del pasaje de hoy: “Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, porque el Señor sostiene su mano.”  Continuó su rutina y decidió patinar “de corazón, como para el Señor...” (Colosenses 3:23).  Al final, la multitud prorrumpió en un estruendoso aplauso por su coraje y determinación.
Los creyentes no estamos exentos de recibir en algún momento un golpe tan fuerte que nos haga caer. Podría ser la muerte repentina de un ser querido, la pérdida del empleo, un divorcio, un resultado muy malo en las pruebas de laboratorio; o quizás estemos apesadumbrados por haber caído en pecado.  
Ahora bien, una cosa es caer; otra muy distinta es darse por vencido. El apóstol Pablo, en medio de pruebas y sufrimientos, expresó su confianza en el DIOS que nos levanta, nos fortalece, nos consuela, y nos lleva de la mano hasta que el triunfo obtenido por Jesucristo en la cruz se manifieste totalmente en nuestras vidas. Así escribió Pablo: “estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos; llevando en el cuerpo siempre por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestros cuerpos.”
(2 Corintios 4:8-10).
Si has caído en pecado, arrepiéntete y confiésalo ante DIOS, y ÉL te perdonará, dice 1 Juan 1:9. Si has sido víctima de un golpe muy fuerte, o por cualquier otra razón te sientes sin fuerzas, abatido, desanimado, recuerda que el DIOS todopoderoso sólo espera que clames a ÉL para tenderte una mano y levantarte.
ORACION: Padre Amado, gracias por el aliento que me da tu Santa Palabra, al afirmarme que Tú no me dejarás postrado, sino que me levantarás y me darás fuerzas como las del búfalo.  Asi se cumplirá Tu promesa de aumentar nuestras fuerzas y permitir que no importando el peso en libras de los problemas, los podamos superar.  En el nombre de Jesucristo, amén.


viernes, septiembre 26, 2014

PONER EN PRÁCTICA LO QUE PREDICAMOS

Ten cuidado…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
PONER EN PRÁCTICA LO QUE PREDICAMOS  
ROMANOS 2:1 3 "Por tanto, no tienes excusa tú, quienquiera que seas, cuando juzgas a los demás, pues al juzgar a otros te condenas a ti mismo, ya que practicas las mismas cosas. Ahora bien, sabemos que el juicio de DIOS contra los que practican tales cosas se basa en la verdad. ¿Piensas entonces que vas a escapar del juicio de DIOS, tú que juzgas a otros y sin embargo haces lo mismo que éllos?"
Hace algunos años a una universidad la acusaron de plagio. Esto significa tomar los escritos de alguien y hacerlos pasar por propios. Esta acción es ilegal y es además moralmente incorrecta, cualquiera que sea el escrito que se ha copiado, pero en este caso lo más impactante fue el hecho de que esta universidad había plagiado precisamente la sección referente a “plagio” del manual de la otra universidad.
El delito fue descubierto cuando un estudiante de postgrado de una de las dos universidades, que estaba considerando un empleo como profesor adjunto en la otra, estaba leyendo el manual de la escuela, y notó que la sección que advertía a los estudiantes contra el plagio era idéntica a la advertencia que había en el manual de la primera universidad.
También Jesús, en el Sermón del Monte enseñó reglas muy claras en relación al juzgar a los demás. Dice Mateo 7:1-5: “No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido. ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo? ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.”
Quizás la mayoría de nosotros, si no todos, nos podemos identificar con esa tendencia. Vemos un pecado en la vida de otra persona y nos disponemos inmediatamente a criticarlo, y muchas veces hasta delineamos la manera de corregir dicho comportamiento. Pero si somos honestos con nosotros mismos, podremos ver faltas similares en nuestras propias vidas.
Pide al Señor que te de discernimiento para reconocer tus fallas y tus debilidades, y sabiduría para actuar conforme a lo que nos enseña Su Palabra. Ten mucho cuidado de examinarte cuidadosamente antes de señalar las faltas de los demás, y hazte el propósito de practicar lo que predicas.
ORACION: Bendito Padre Celestial, reconozco que me resulta fácil juzgar y mirar despectivamente a alguien que ha hecho algo que no es correcto. Pero confieso ante Ti que muchas veces yo he hecho lo mismo que esa persona hizo e incluso aún peor. Te ruego me ayudes a estar consciente de que esta actitud es totalmente inaceptable para Ti y capacítame para mirar mis acciones antes de juzgar a los demás. En el nombre de Jesús, amén.


jueves, septiembre 25, 2014

¿DAS GRACIAS A DIOS POR LOS ALIMENTOS?

Se agradecido.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
¿DAS GRACIAS A DIOS POR LOS ALIMENTOS?
1a TESALONICENSES 5.18 “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de DIOS para vosotros en Cristo Jesús.”
Una pequeña historia nos habla de un niño que un día fue invitado a cenar en casa de un amiguito. Cuando el pequeño se sentó a la mesa, inclinó la cabeza y esperó que alguien diese gracias por los alimentos. Sin embargo, las demás personas que estaban a la mesa comenzaron a servirse la comida. El niño levantó la cabeza y, mostrando la inocencia propia de su edad, dijo: “Ustedes son iguales que mi perro. ¡Empiezan a comer enseguida!” 
Resulta chistoso imaginar la cara que pusieron los presentes ante esta expresión del niño, pero es una triste realidad que está sucediendo en la vida de los que son hijos de DIOS. A la mayoría de los cristianos no les resulta fácil vivir conscientes de que los alimentos y todo lo demás que tenemos son producto de la gracia y el amor de DIOS, y que a ÉL debemos darle gracias.
Esta actitud refleja el mismo problema que Pablo destacó en su carta a los Romanos al referirse al pecado de ingratitud entre los gentiles. Dice Romanos 1:21: “Pues habiendo conocido a DIOS, no le glorificaron como a DIOS, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.”  Aquellos que han conocido al Señor y saben que nuestro pan de cada día procede no de la tienda, sino en realidad de la gracia y la misericordia de nuestro Padre, y no le dan gracias, están actuando de esta manera, la cual no glorifica el nombre de DIOS.
Jesús nos dio un buen ejemplo mientras celebraba la última cena con Sus discípulos pocas horas antes de Su muerte en la cruz. El apóstol Pablo describe este momento en su primera carta a los Corintios capítulo 11, versículos 23 y 24: “Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí.” Si Jesús solía dar gracias al Padre por los alimentos, ¿no crees que nosotros debíamos seguir su ejemplo?
En su primera carta a los tesalonicenses Pablo les aconsejó: “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de DIOS para con vosotros en Cristo Jesús.” (1 Tesalonicenses 5:18). Debemos hacernos el propósito de ser agradecidos por la provisión diaria de alimentos, sobretodo cuando vemos con tanta frecuencia en la televisión que alrededor del mundo hay millones de personas que se están muriendo de hambre.
ORACIÓN: Padre Santo, te doy gracias por Tu amor y por Tu provisión diaria, tanto en el área de los alimentos como en todos los demás aspectos de mi vida. Por favor, ayúdame a reconocer que todo lo que tengo lo debo a Tu infinita bondad, y a expresarte mi agradecimiento siempre. En el nombre de Jesús, amén.


miércoles, septiembre 24, 2014

GOZO EN MEDIO DE LAS PRUEBAS

Confía en ÉL.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria 
GOZO EN MEDIO DE LAS PRUEBAS
HEBREOS 12:2 “por el gozo puesto delante de El sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de DIOS.”
Para la mayoría de las personas, incluyendo muchos creyentes, es totalmente absurdo pensar que se pueda sentir gozo en medio de una prueba. Sin embargo, los tiempos de intensa presión y dificultades por regla general tienden a acercarnos más a DIOS, pues nos damos cuenta de nuestra propia incapacidad para resolver la situación.
De cara a la desesperación, la única alternativa es llevar el asunto a DIOS, Quien es más que capaz de suplir esa necesidad o resolver ese problema. Es durante esos tiempos, no durante los grandes éxitos de la vida, que experimentamos nuestra mayor dependencia de DIOS, y como resultado obtenemos un mayor conocimiento de nuestro Padre Celestial y una mayor conciencia de Su inmenso poder. Como consecuencia, de manera milagrosa, seremos capaces de sentir Su paz y Su gozo en medio del sufrimiento.
DIOS usa las pruebas para que le conozcamos mejor. Los israelitas no hubieran conocido Su poder si no hubiera sido necesario dividir en dos el Mar Rojo para salvarlos de la furia del ejército egipcio. Dice Éxodo 14:30-31: “En ese día el Señor salvó a Israel del poder de Egipto. Los israelitas vieron los cadáveres de los egipcios tendidos a la orilla del mar. Y al ver los israelitas el gran poder que el Señor había desplegado en contra de los egipcios, temieron al Señor y creyeron en él y en su siervo Moisés.”  
En ésta y tantas otras ocasiones narradas en la Biblia, las pruebas han sido oportunidades para que DIOS mostrara Su poder y Su amor por Sus hijos. Ésto debemos creerlo de corazón y en nuestras pruebas y sufrimientos confiar que nuestro Padre no nos va a fallar. ÉL tiene muchas promesas para sus hijos: “Echa sobre el Señor tu carga, y El te sustentará; El nunca permitirá que el justo sea sacudido”, dice el Salmo 55:22, y Jesús nos invita a venir a ÉL en busca de paz y descanso espiritual, diciéndonos:"Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar." (Mateo 11:28).
Si estás en medio de una prueba, medita en estas promesas. Piensa que DIOS está en control, y confía en ÉL de todo corazón. Sigue el ejemplo de Jesús, el cual en medio de Su agonía a pocas horas de Su muerte, se postró en oración y pidió al Padre tres veces que hiciera su voluntad. Allí mismo ÉL fue capaz de sentir gozo y recibió la fortaleza que necesitaba. La Biblia dice en Hebreos 12:2 que “por el gozo puesto delante de ÉL sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de DIOS.” 

ORACIÓN: Gracias Padre, porque en medio de las pruebas y sufrimientos de esta vida puedo contar con Tu ayuda y Tu consuelo. No permitas que olvide que Tú estás trabajando en medio de las dificultades, aunque yo no lo entienda y que Tu voluntad es siempre agradable y perfecta. En el nombre de Cristo Jesús. Amén.