miércoles, febrero 22, 2017

TODO ESTÁ EN UNA SONRISA

Con una sonrisa del corazón.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
TODO ESTÁ EN UNA SONRISA
Renuevo de Plenitud
JOB 29:24Si les sonreía, no podían creerlo;
una sonrisa mía les daba ánimo”
         Cuando pensamos en las cosas que pueden pasar en la vida, las preocupaciones, los problemas, el estrés y las luchas, nos olvidamos de una cosa que puede cambiarlo todo: y ésa es una sonrisa que puede ser hallada en abundancia.
         En el Hospital Christie en Manchester, lo primero que uno ve es una sonrisa en un rostro dirigida a un extraño—a un paciente como yo. Y no es algo extraño dondequiera que vayamos, hay siempre una sonrisa, un rostro cálido y un brillo.

 El personal es fantástico y provee un sentimiento de paz haciéndonos sentir que no nos sobrevendrá ningún daño.
         ¿Y cómo es que lo logran? Con serenidad y astucia, mientras realizan sus labores diarias con una eminente sonrisa.

 Pero una cosa inspira a cada uno de los pacientes, a pesar del estado de su salud, ninguno de éllos —una mezcla de todas las razas y sexos— será atendido sin una sonrisa de “oreja a oreja”.

 Al mirar alrededor, me animo y cobro fuerzas.
         Me sumaré a este grupo sin importar por cuánto tiempo para salir de ésto una persona mucho más fuerte. Planeo sonreír más cada día ahora que he aprendido su verdadero significado.
Dave Wilton, copyright 2002
Fuente: www.motivateus.com
         La reflexión de hoy, escrita desde la perspectiva de un paciente en un hospital, no es en realidad tan sólo un llamado a un grupo de profesionales de la medicina, sino más bien un desafío a todos nosotros. Y es que el autor, a pesar de su estado de salud, reconoce el valor espiritual y terapéutico que una sonrisa puede ofrecer. ¡Caramba!
         No es tan sólo que el sonreír nos bendiga a nosotros mismos —ya hemos escuchado que sonriendo, tensamos muchísimos menos músculos que frunciendo el ceño—, sino que a través de la sonrisa cálida y genuina podemos compartir paz y sanidad a quienes tanto lo necesitan. Obviamente, el énfasis está en la calidez y genuinidad de una sonrisa que nace en el corazón y no simplemente en la intención de pasar por socialmente correctos.
         Tal vez sea ese parte de nuestro servicio a DIOS: sonreír a los demás, darle ánimo y alegrarles el día.
         Pero tal vez tú pienses que la sonrisa no brota tan rápidamente en tu rostro yque necesitas ayuda. Entonces, ¿por qué no dedicar un tiempito este fin de semana para acercarnos —junto con tantos otros que necesitan al Señor—, a una congregación y adorar con éllos, abriendo nuestros corazones para recibir no sólo la paz, poder y sabiduría que todos necesitamos, sino también la gracia para bendecir a cuantos nos rodean… con una sonrisa del corazón?
¡Adelante! Que el Señor continúe bendiciéndote.
Raúl Irigoyen.
El Pensamiento Del Capellán.
ORACIÓN: Gracias Padre Celestial por el día que me das y porque puedo dar ánimo a nuestro prójimo a través de una sonrisa. Ayúdame Señor, para que mi sonrisa sea cálida y genuina, de corazón. Y que este fin de semana al acercarme a una congregación para alabarte y adorarte junto con otros, reciba en mi corazón la paz, el poder y la sabiduría que necesitamos y Tu gracia para poder bendecir a nuestro prójimo. En el nombre de Cristo, amén.


martes, febrero 21, 2017

EL ÚNICO QUE NO TE PUEDE FALLAR

Confío en la palabra de DIOS
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
EL ÚNICO QUE NO TE PUEDE FALLAR...
MATEO 24:35 “El cielo y la tierra pasarán,
 pero mis palabras no pasarán”.
         ¿Cuántas veces te han hecho o tú has hecho promesas?  ¿Cuántas veces en tu vida te dijeron: -“Te doy mi palabra...”-, y luego te fallaron y no cumplieron lo prometido?  
         Muchas veces nosotros hacemos lo mismo: Damos la palabra de algo que luego no cumplimos, sea un préstamo, un compromiso, una relación de noviazgo, un negocio, en la amistad, una cita, etc., etc., etc.
         El engaño y la falsedad vienen a veces vestidos de seguridad.  A simple vista la persona parece que va a cumplir con todo lo prometido o pactado, pero llegado el momento, nos vemos enfrentados a una triste realidad.
         La experiencia de la vida nos lleva cada vez a desconfiar y creerle menos a la gente.  Por cierto no debemos generalizar, pero a medida que el tiempo pasa vemos un aumento de la deslealtad y el incumplimiento de las palabras.
         ¡Menos mal que ésto no pasa con el Señor!  El sí es un DIOS de palabra, pues cumple todo lo que ha prometido.  Sus palabras son tan fieles y estables que el pasaje de este día dice que, aún cuando el cielo y la tierra ya no existan, Su Palabra continuará siendo la misma.
         Quizás tú has sido engañad@ más de una vez y te has transformado en un ser "incrédul@", incapaz de volver a creer en la palabra de nadie.  ¿Sabes una cosa?  El único que no te puede fallar es el Señor  ¿No será tiempo ya de empezar a confiar en Su poderosa Palabra?
CONFIO EN LA PALABRA DE DIOS Y
NUNCA SERÉ DEFRAUDADO POR EL SEÑOR

ORACIÓN: Señor.  Tú conoces, las malas experiencias que he tenido con aquellos que me han fallado en lo que habían prometido previamente.  Te pido en este momento que saques de mi todo espíritu de desconfianza y descreimiento, y me des fe para confiar en Tí y en Tu Palabra infalible. ¡Gracias Señor porque Tú no fallas!  Por Cristo nuestro Señor, amén.

lunes, febrero 20, 2017

¡CUIDADO! GUARDA TU CORAZÓN

¡CUIDADO!
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
¡CUIDADO! GUARDA TU CORAZÓN
PROVERBIOS 4:23 “Por encima de todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida”.
         Este versículo es muy conocido, pero vale la pena volver a rebuscar un poquito más en cuanto a la enseñanza que nos pueda dejar, y es interesante cómo nos provee de principios valiosos que vale la pena recordar para nuestro diario vivir.  
         “Por encima de todas las cosas cuida tu corazón”…, la versión Reina-Valera dice: “sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón”…, en otras palabras, “ocúpate antes que cualquier cosa en guardar tu corazón.” 
         Es interesante leer este consejo que escribe el rey Salomón como un padre escribe a un hijo.  La palabra corazón utilizada en este versículo no se refiere simplemente al órgano principal del cuerpo humano, si no que cuando nos menciona corazón se está refiriendo a dónde se alojan ideas, emociones y pensamientos.
         Es de donde salen las cosas buenas o las cosas malas, es lo que puede contaminar al hombre.  Mateo 15:18 dice: “Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre”.  Proverbios 23:7 dice: “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él”.  
         Somos lo que pensamos y actuamos lo que pensamos.  Alguien dijo alguna vez: -“Si quieres cambiar tus resultados, cambia tus acciones; si quieres cambiar tu acciones cambia tus pensamientos y si quieres cambiar tus pensamientos guarda tu corazón.-“ 
         Cuando el proverbio nos dice “guarda tu corazón”, nos está diciendo cuida lo que entra en tu corazón, cuida de que no entren los pensamientos equivocados. A veces nos hemos acostumbrado o rendido ante pensamientos que no son los pensamientos que vienen de DIOS.
         La Palabra de DIOS nos recuerda en Filipenses 4:8  lo que debemos hacer:  “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.”  
         No podemos evitar que las aves vuelen por encima de nuestra cabeza, pero si podemos evitar que hagan su nido…  No podemos evitar que los pensamientos equivocados toquen la puerta de nuestro corazón pero si podemos evitar abrirle la puerta.

ORACIÓN: Gracias oh DIOS por Tus palabras de vida que encontramos en La Biblia.  Gracias porque a través de Tu Palabra puedo conocerte y comprenderte.  Ayúdame a poner en práctica Tus enseñanzas y dame Tu paz.  Por Cristo Jesús, amén.

domingo, febrero 19, 2017

CÓMO DEMOSTRAR AMOR ÁGAPE (EL AMOR DE DIOS)

Dios es amor.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
CÓMO DEMOSTRAR AMOR ÁGAPE (EL AMOR DE DIOS)
Charles Stanley
LUCAS 15:11-32 “Parábola del hijo pródigo” **
El amor de DIOS nos capacita para reaccionar con calma
ante las dificultades, demostrar paciencia y sacrificarnos sin quejarnos.
Demostramos el amor de DIOS cuando podemos:
         Perdonar a los demás.  En Lucas 15:13,14, el hijo pródigo desperdició su dinero viviendo de manera desenfrenada, lo que hizo que descubriera la naturaleza destructiva del pecado. Cuando regresó, su padre lo perdonó por completo. El amor hizo posible borrar el pasado (Salmo 103:12).
         Actuar con generosidad. El hijo, que había estado alimentando cerdos, llegó a la casa del padre con pocas esperanzas. El padre lo recibió con calidez y lo vistió con las mejores ropas. El amor divino, que no guarda registro de errores, le permitió al padre demostrar gracia al hijo.
         Servir con alegría. ¡Qué celebración hizo el padre por el regreso del hijo pródigo! Su alegría por el regreso a casa de su hijo perdido se desbordó a otros. El amor se expresa con el servicio jubiloso a los demás.
         Restaurar a quienes caen. El que había abandonado a su padre y despilfarrado su herencia, recibió de nuevo todos sus derechos como hijo. Cuando nos complicamos la vida, nuestro Padre Celestial espera con paciencia que volvamos a ÉL. DIOS acepta nuestro arrepentimiento, se regocija por nuestro regreso y restablece nuestra relación con ÉL. El hermano mayor de esta parábola no entendió la situación por su actitud legalista (1a Juan 1:8). No reconoció sus errores, ni las muchas veces que su padre le había mostrado amor y perdón.
DIOS nos llama a tener un estilo de vida de amor ágape.
¿A quién puedes hoy ofrecer el amor que perdona,
restaura y sirve con generosidad y alegría?
ORACIÓN: Padre Celestial, ayúdame a demostrar Tu amor en todos mis actos. En el nombre de Cristo, amén.

**Lucas 15:12-32   “Parábola del hijo pródigo”

11 Jesús contó esto también: «Un hombre tenía dos hijos, 12 y el más joven le dijo a su padre: “Padre, dame la parte de la herencia que me toca.” Entonces el padre repartió los bienes entre ellos. 13 Pocos días después el hijo menor vendió su parte de la propiedad, y con ese dinero se fue lejos, a otro país, donde todo lo derrochó llevando una vida desenfrenada. 14 Pero cuando ya se lo había gastado todo, hubo una gran escasez de comida en aquel país, y él comenzó a pasar hambre.15 Fue a pedir trabajo a un hombre del lugar, que lo mandó a sus campos a cuidar cerdos. 16 Y tenía ganas de llenarse con las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie se las daba. 17 Al fin se puso a pensar: “¡Cuántos trabajadores en la casa de mi padre tienen comida de sobra, mientras yo aquí me muero de hambre! 18 Regresaré a casa de mi padre, y le diré: Padre mío, he pecado contra Dios y contra ti;19 ya no merezco llamarme tu hijo; trátame como a uno de tus trabajadores.” 20 Así que se puso en camino y regresó a la casa de su padre.
»Cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y sintió compasión de él. Corrió a su encuentro, y lo recibió con abrazos y besos. 21 El hijo le dijo: “Padre mío, he pecado contra Dios y contra ti; ya no merezco llamarme tu hijo.” 22 Pero el padre ordenó a sus criados: “Saquen pronto la mejor ropa y vístanlo; pónganle también un anillo en el dedo y sandalias en los pies. 23 Traigan el becerro más gordo y mátenlo. ¡Vamos a celebrar esto con un banquete! 24 Porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a vivir; se había perdido y lo hemos encontrado.” Comenzaron la fiesta.
25 »Entre tanto, el hijo mayor estaba en el campo. Cuando regresó y llegó cerca de la casa, oyó la música y el baile. 26 Entonces llamó a uno de los criados y le preguntó qué pasaba. 27 El criado le dijo: “Es que su hermano ha vuelto; y su padre ha mandado matar el becerro más gordo, porque lo recobró sano y salvo.” 28 Pero tanto se enojó el hermano mayor, que no quería entrar, así que su padre tuvo que salir a rogarle que lo hiciera. 29 Le dijo a su padre: “Tú sabes cuántos años te he servido, sin desobedecerte nunca, y jamás me has dado ni siquiera un cabrito para tener una comida con mis amigos. 30 En cambio, ahora llega este hijo tuyo, que ha malgastado tu dinero con prostitutas, y matas para él el becerro más gordo.”

31 »El padre le contestó: “Hijo mío, tú siempre estás conmigo, y todo lo que tengo es tuyo. 32 Pero había que celebrar esto con un banquete y alegrarnos, porque tu hermano, que estaba muerto, ha vuelto a vivir; se había perdido y lo hemos encontrado.”»

sábado, febrero 18, 2017

COMPARTE EN EL DOLOR

”… llorad con los que lloran.”
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
COMPARTE EN EL DOLOR   
2ª CORINTIOS 1:3-4  “3 Alabado sea el DIOS y Padre de nuestro Señor Jesucristo, pues él es el Padre que nos tiene compasión y el DIOS que siempre nos consuela. 4 Él nos consuela en todos nuestros sufrimientos, para que nosotros podamos consolar también a los que sufren, dándoles el mismo consuelo que él nos ha dado a nosotros.”
         De la forma en que los amigos de Job trataron de consolarlo aprendemos un principio básico sobre lo que es consolar a los demás cuando sufren: la capacidad de ayudar, de uno que consuela, no está tanto en su talento para usar las palabras sino en su capacidad de ser solidario.  Esa es la comprensión que Job anhelaba cuando sus amigos trataron de corregirlo.
         El Dr. Paul Brand ha expresado esta verdad hermosamente en su libro “LA OBRA MAESTRA DE DIOS”.  Él escribe: -“Cuando pregunto a mis pacientes -"¿quién le ayudó en su sufrimiento?"-, escucho una respuesta extraña e imprecisa. 
         La persona a la cual se le hizo la pregunta rara vez tiene respuestas suaves y una personalidad alegre y efervescente.  Generalmente su respuesta es: -"Alguien que estaba presente cuando lo necesité."-  -“Una mano amiga que tomar”-.  -“Un abrazo comprensivo”-.  -“Un nudo en la garganta compartido"-, -"Una sensación de paz"-.
         A veces, al esforzarnos tanto para decir lo correcto olvidamos que el lenguaje de los sentimientos habla mucho más alto que nuestras palabras. Hay momentos en que lo mejor que podemos hacer es «llorar con los que lloran» (Romanos 12:15).
         El primer paso para ayudar a otros en sus angustias es compartir su dolor.  Recuerda… 3 Alabado sea el DIOS y Padre de nuestro Señor Jesucristo, pues él es el Padre que nos tiene compasión y el DIOS que siempre nos consuela. 4 Él nos consuela en todos nuestros sufrimientos, para que nosotros podamos consolar también a los que sufren, dándoles el mismo consuelo que él nos ha dado a nosotros.”
ORACIÓN: Señor, DIOS de Amor, DIOS de Bondad.  Gracias por el nuevo día que me das.  Perdóname mi forma de reaccionar ante la angustia y necesidad de mi prójimo… Ayúdame a ser màs solidario y a compartir con los que no tienen… Crea en mí ese espíritu solidario que nos enseñaste Tú y lo compartió José Martí… “Cultivo una rosa blanca En Junio como en Enero, Para el amigo sincero, Que me da su mano franca. Y para el cruel que me arranca El corazón con que vivo, Cardo ni ortiga cultivo, Cultivo una rosa blanca”…  Gracias Señor por las muestras de Tu amor.  Por Cristo Jesús, amén.


viernes, febrero 17, 2017

EL FRASCO DE PEPINILLOS

Seamos buenos administradores
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
EL FRASCO DE PEPINILLOS - Seamos buenos administradores
Fuente: www.AsAManThinketh.net
FILIPENSES 4: 12-13  “Se lo que es vivir en la pobreza, y también lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a hacer frente a cualquier situación, lo mismo a estar satisfecho que a tener hambre, a tener de sobra que a no tener nada. 13 A todo puedo hacerle frente, gracias a Cristo que me fortalece.”
  Pasaron los años. Terminé la universidad y tomé un empleo en otra ciudad. Una vez, mientras visitaba a mis padres, usé el teléfono de su recámara. Tristemente, observé que el frasco de pepinillos no estaba. Había servido su propósito y ahora había sido removido.
  Sentí un nudo en mi garganta al contemplar el lugar junto a la cómoda en el que frasco siempre había estado. Mi papá es hombre de pocas palabras; nunca me sermoneaba sobre los valores de la determinación, perseverancia y fe. El frasco de pepinillos me había enseñado todas esas virtudes mucho más efectivamente que las palabras más elocuentes pudieran haberlo hecho. Con cuánto cariño recuerdo a aquel viejo frasco y su lugar en mi vida.
  Cuando me casé, le conté a mi esposa Susan el importante rol que aquel viejo frasco de pepinillos había jugado en mi vida como muchacho. En mi mente, definía más que cualquier otra cosa, cuánto me había amado mi papá.
  La primera Navidad después que naciera nuestra hija Jessica pasamos el feriado con mis padres. Después de cenar, Mamá y Papá se sentaron el uno junto al otro en el sofá, abrazando por turno a su primera nieta. Jessica comenzó a gimotear suavemente y Susan la tomó de los brazos de Papá. "Probablemente necesita ser cambiada", dijo mientras llevaba a la bebé a la recámara de mis padres para cambiarle los pañales. Cuando Susan regresó a la sala, había una bruma visible en sus ojos.
  Le pasó a Jessica de vuelta a Papá antes de tomar mi mano y guiarme hacia la recámara trasera. "¡Mira!" dijo suavemente, sus ojos dirigiéndome junto a la cómoda.
  Para mi sorpresa, allí, como si nunca hubiese sido removido, se hallaba el viejo frasco de pepinillos, el fondo ya cubierto de monedas. Me encaminé hacia el frasco, metí la mano en mi bolsillo y saqué un puñado de monedas. Con una mezcla de emociones atorándome la garganta, dejé caer las monedas en el frasco. Levanté la mirada para ver a Papá quien, cargando a Jessica, se había introducido silenciosamente en la habitación. Nuestros ojos se toparon y me di cuenta de que ambos sentíamos las mismas emociones. Ninguno de los dos podía hablar.
  No teníamos necesidad de éllo. El frasco de pepinillos estaba de vuelta en su viejo lugar con renovado propósito. Podía ver el gozo en la mirada de Papá mientras sostenía dulcemente en sus brazos a su nieta. El viejo frasco de pepinillos era nuevo de nuevo.
Autor Desconocido
         Aunque el "secreto" del frasco al que se hace referencia no resulte evidente a primera vista, una re-lectura de la historia deberá dejarlo en evidencia: ¡el hábito del ahorro y la provisión para el futuro!
         Vaya que si este sería un magnífico legado a las nuevas generaciones... obsesionadas como están en la gratificación instantánea y el sacarle el máximo goce a cada momento.
         La verdad es que la vida es una carrera de maratón, con momentos sublimes y momentos terribles. El apóstol nos comparte en el pasaje Bíblico que había aprendido a contentarse tanto en la abundancia (que todos anhelamos) como en la escasez (que todos detestamos). Wow... eso sí que es una verdadera relación con un DIOS que nos acompaña en toda circunstancia.
ORACIÓN: Padre Celestial, ayúdame a enseñar a nuestros hijos tanto físicos como espirituales a planear para el futuro, a invertir en él, a saber esperar, a ser buenos administradores (1ª PEDRO 4:19 “Como buenos administradores de los diferentes dones de DIOS, cada uno de ustedes sirva a los demás según lo que haya recibido”)... tal vez todos necesitamos un "frasco de pepinillos" en nuestra habitación para recordárnoslo.  Adelante y que el Señor nos bendiga.
En el nombre de Cristo, amén.