miércoles, abril 01, 2015

TESORO ENTERRADO

Un tesoro tan grande…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria    
TESORO ENTERRADO
SALMOS 119:18 “Abre mis ojos, y miraré las maravillas de tu ley.”
Al haber crecido en la zona rural de Missouri, donde vivió el bandido norteamericano Jesse James (1847–1882), mis amigos y yo estábamos convencidos de que él había enterrado un tesoro cerca. Recorríamos los bosques soñando con encontrar una alforja o algún otro tesoro. Solíamos ver a un anciano que cortaba leña con un hacha enorme.
Durante años, vimos que este misterioso «hachero» recorría penosamente las carreteras buscando latas de bebidas, su único tesoro. Después de cambiarlas por dinero, regresaba a su ruinosa casucha, sin techo y despintada, con una botella en una bolsa de papel marrón. Luego de su muerte, sus familiares encontraron fajos de dinero guardados en su destartalada casa.
¿Qué dirías tú si de pronto encontrases un tesoro enterrado en tu propia casa?  ¡Tal vez eres rico y no lo sabes! Existe una riqueza que ningún ladrón te podrá quitar, ni por la que tú necesitas pagar impuestos: es espiritual, está a tu alcance y te hará tener una vida abundante y muy feliz. Este tesoro es la Sagrada Escritura, La Biblia, la eterna Palabra de DIOS. La paz espiritual, el consuelo, el ánimo, la esperanza y los consejos que recibimos de este Santo Libro, son joyas muy valiosos.
Trescientas sesenta veces se nos repiten las palabras: "No temas". Además de sus 31.000 promesas, la Biblia responde claramente a los más variados interrogantes que se hace el hombre; y la orientación sobre el pasado, el presente y el futuro, abren ante nuestros ojos una nueva dimensión y una amplia visión panorámica del propósito de DIOS para nuestras vidas.
Como el hachero que desconocía el tesoro que tenía, los creyentes, a veces, ignoramos partes de las Escrituras. Olvidamos que debemos utilizarla en su totalidad; que cada pasaje está incluido en el canon por un motivo. ¿Quién sabía que el libro de Levítico tiene un tesoro enterrado tan valioso? En siete eficaces versículos del capítulo 19*, DIOS nos enseña a proveer para los pobres y los desvalidos, sin quitarles la dignidad; a manejar nuestros negocios con ética; y a respetar al Señor en nuestra vida cotidiana. Si tan solo unos versículos pueden contener un tesoro tan grande, piensa en todo lo que podría ser nuestro si buscáramos en la Biblia todos los días.
ORACIÓN: Te doy gracias Señor, por Tu Palabra, que me es más preciosa que el oro. Es lámpara que ilumina mi senda y pan que alimenta mi alma; es agua que refresca y purifica mi espíritu, es espejo que me muestra como soy y espada en mis luchas. Gracias por el poder tan extraordinario que hay en élla, y que está a mi disposición. Te ruego aumentes en mi corazón hambre y sed de Tu Palabra, y te reveles a mí por medio de ella. En el nombre de Jesús, amén.
          
LECTURA BIBLICA: *Levítico 19:9-15
9 »Cuando llegue el tiempo de la cosecha, no sieguen hasta el último rincón de sus campos ni recojan todas las espigas que allí queden.
10 »No rebusquen hasta el último racimo de sus viñas, ni recojan las uvas que se hayan caído. Déjenlas para los pobres y los extranjeros. Yo soy el Señor su DIOS.
11 »No roben. »No mientan. »No engañen a su prójimo.
12 »No juren en mi nombre sólo por jurar, ni profanen el nombre de su DIOS. Yo soy el Señor.
13 »No explotes a tu prójimo, ni lo despojes de nada.  No retengas el salario de tu jornalero hasta el día siguiente.
14 »No maldigas al sordo, ni le pongas tropiezos al ciego, sino teme a tu DIOS. Yo soy el Señor.
15 »No perviertas la justicia, ni te muestres parcial a favor del pobre o del rico, sino juzga a todos con justicia.


martes, marzo 31, 2015

CON ESPERANZA

Su intervención poderosa a nuestro favor…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria   
CON ESPERANZA
ÉXODO 6:6 "Yo soy el Señor, y voy a quitarles de encima la opresión de los egipcios. Voy a librarlos de su esclavitud;  voy a liberarlos con gran despliegue de poder y con grandes actos de justicia.”
SIXTEEN TONS [Dieciséis Toneladas], escrita por Merle Travis y grabada por Tennessee Ernie Ford, se convirtió en la canción más popular de mediados de la década del cincuenta. La gente parecía identificarse con el lamento de este minero, que se sentía atrapado e incapaz de cambiar su situación, sin importar cuánto se esforzara.
Los obreros de las minas de carbón solían vivir en casas de la compañía y se les pagaba con «bonos»: unos cupones que solo tenían validez en las tiendas que también pertenecían a la empresa. Aunque se lo citara para ir al cielo —decía el minero—, no podría hacerlo, porque le debía su alma a la tienda de la compañía.
Este sentimiento de desesperante resignación puede ayudarnos a entender cómo se sentía el pueblo hebreo durante sus 400 años de esclavitud en Egipto. Cuando Moisés les dijo que DIOS había prometido liberarlos de la opresión, no le prestaron atención «a causa de la congoja de espíritu». Estaban tan profundamente hundidos que no podían mirar hacia arriba. Pero DIOS hizo a su favor algo que ellos mismos no podían hacer. La liberación milagrosa de la esclavitud que el Señor otorgó a Su pueblo simboliza Su intervención poderosa a nuestro favor por medio de Su Hijo Jesucristo. «Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos» (Romanos 5:6). 
Cuando la vida está en su punto más bajo, todavía hay esperanza, por la maravillosa gracia de DIOS. Nuestra esperanza y seguridad en DIOS, nos permite proyectarnos hacia un futuro glorioso, pues ÉL es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Seamos llenos de la esperanza que si el DIOS Todopoderoso permanece en nuestros corazones, nuestra mirada estará siempre puesta en ÉL.
ORACIÓN: Señor, a veces me desanimo mucho por la forma en que me salen las cosas, por la manera en que fracasan los planes que tengo para mi vida. Mis esperanzas y sueños se diluyen en la decepción y me encuentro desperanzad@, Ayúdame a entender que Tú estás obrando a mi favor aún cuando las cosas no marchen bien. Te pido que renueves mi esperanza y que abras mis ojos al sentido espiritual que tienen las decepciones, desafíos y frustraciones que se me presentan en la vida. Elijo creer que Tú, mi Padre, sabes que es lo mejor para mí y que estás en el control de los más mínimos detalles de mi vida. En el nombre de Jesús, amen.
LECTURA BÍBLICA: Éxodo 6:1-13


lunes, marzo 30, 2015

RESPETO

Ser digno de respeto.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria  
RESPETO
PROVERBIOS 20:6 “Son muchos los que proclaman su lealtad,  ¿pero quién puede hallar a alguien digno de confianza?”
Hace algunos años, un padre muy sabio le dijo a su hijo: "Hijo, espero de todo corazón que me ames, pero eso es algo que dejo a tu criterio. Por otro lado, tengo algo para decirte en cuanto a respetarme. Toda mi vida traté de ser un hombre digno de tu respeto. Si no lo he logrado, me sentiré un fracaso. Hijo, quiero que me respetes". Con esa clase de actitud de parte del padre, no es ninguna sorpresa que el hijo le diera el respeto que merecía.
Hace poco, un periodista escribió en un artículo cómo ha cambiado el significado de la palabra 'respeto'. Dijo que actualmente, cada vez que alguien dice algo no muy agradable acerca de otra persona, se le acusa de no tener respeto por esa persona. Él concluye su artículo diciendo: "... nos hemos olvidado que el elemento esencial del respeto es que es algo que debe ser ganado, y no demandado".
Haciendo referencia a ese artículo, otro autor escribió: "Hoy en día, quienes más insisten en demandar respeto son a menudo los que menos lo merecen". A los ciudadanos de la mayoría de nuestros países se nos garantiza "la vida, la libertad, y la búsqueda de la felicidad". En ninguna parte de la lista de nuestros derechos encontramos la palabra "respeto". Y tampoco es necesario que diga que muchas de las grandes personas de la historia (grandes porque lograron tener una gran fortuna, poder o fama) han demostrado no ser dignas de respeto.
En contraste con éllos, y con toda la humanidad, tenemos al Salvador. Desde el pesebre de Belén hasta la tumba prestada de las afueras de Jerusalén, Jesucristo demostró ser digno de todo respeto. Cuando Sus enemigos no sabían de qué acusarlo, dijeron que "comía con pecadores". El Procurador romano que presidió en su juicio varias veces admitió que no podía encontrar falla o culpa alguna en ÉL.
Esto es algo que nunca podría ser dicho de ninguno de nosotros... porque nosotros somos pecadores, y Jesús no lo fue. Jesús, el Hijo sin pecado de DIOS, tenía que ser perfecto para cumplir la Ley de DIOS al pie de la letra, resistir las tentaciones, y vencer al enemigo mayor y final: la muerte. Su resurrección al tercer día muestra que Jesús triunfó al tomar nuestro lugar.
Por todo lo que El hizo no sólo merece nuestro respeto, sino que también tiene derecho a demandarlo.
ORACIÓN: Padre Celestial, gracias por enviar a tu Hijo al mundo. No sólo es un ejemplo digno de respeto, sino que también es nuestro Salvador. Ayúdame para que le rinda el honor que Su vida, muerte y resurrección merecen. En Su nombre bendito te lo pido. Amén.


domingo, marzo 29, 2015

MANTENTE FIRME

No importa cuán fuerte sea la tormenta.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria  
MANTENTE FIRME
SALMOS 62:5 “Sólo en DIOS halla descanso mi alma; de El viene mi esperanza”.
Hay una fotografía de un pequeño pajarito refugiado en la brecha de una enorme roca. Fuera de su refugio ruge una brutal tormenta. El agua y los fuertes vientos golpean furiosamente los alrededores, levantando hojas y rompiendo las ramas de los árboles. Sin embargo, el pajarito está seguro, tranquilo y su vida está protegida gracias a la roca sólida que le rodea.
¿Puedes recordar algún momento de tu vida cuando parecía que serías lanzado al aire por una tormenta física o emocional? ¿Cuál fue tu respuesta frente a esa prueba? ¿Te aventuraste a enfrentarte a ella con tus propios medios o te refugiaste en los brazos protectores de DIOS?
Cuando una tormenta golpea tu vida, recuerda las palabras del pasaje de hoy. Pon especial atención a la frase: "En DIOS está mi roca fuerte, y mi refugio." En la fotografía mencionada arriba el pajarito no estuvo chirriando o revoloteando intranquilamente. Más bien estuvo descansando sosegadamente hasta que la tormenta pasó. Su confianza estaba en la fuente de su protección.
Nosotros, de igual manera, podemos estar tranquilos y confiados en la protección de nuestro DIOS, si creemos de corazón, como el salmista, que "DIOS es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones." (Salmo 46:1). Y en el versículo 10 de este mismo Salmo, hay una poderosa exhortación que viene directamente del Señor: “Estad quietos, y conoced que yo soy DIOS.” Nuestro Padre Celestial desea que lo conozcamos en todas las circunstancias, pero especialmente en medio de una tormenta ÉL puede darnos a conocer Su poder y Su amor. Solamente tenemos que confiar en ÉL.
No importa cuán fuerte sea la tormenta en la que te encuentres, declara con fe y con absoluta convicción como el salmista: “En DIOS está mi salvación y mi gloria; en DIOS está mi roca fuerte, y mi refugio.”
Aférrate a esa roca inconmovible, mantente firme en medio de la tormenta, clama por la ayuda del DIOS Todopoderoso. Aunque no lo veas, ÉL está muy cerca de ti.
ORACIÓN: Padre Santo, gracias por la seguridad que me das a través de Tu Palabra, y por la protección de Tu compañía en momentos difíciles de mi vida. Ayúdame a confiar cada vez más en Ti y a mantenerme firme en medio de cualquier tormenta. Por Cristo Jesús, amén.
LECTURA BIBLICA: SALMO 62:1-8
1 Sólo en DIOS halla descanso mi alma; de El viene mi salvación. 2 Sólo El es mi roca y mi salvación;  El es mi protector.  ¡Jamás habré de caer!
3 ¿Hasta cuándo atacarán todos ustedes a un hombre para derribarlo? Es como un muro inclinado,  ¡como una cerca a punto de derrumbarse!
4 Sólo quieren derribarlo de su lugar de preeminencia. Se complacen en la mentira:  bendicen con la boca,  pero maldicen con el corazón. 5. Sólo en DIOS halla descanso mi alma; de El viene mi esperanza 6 Sólo El es mi roca y mi salvación;  El es mi protector y no habré de caer.
7 DIOS es mi salvación y mi gloria; es la roca que me fortalece; ¡mi refugio está en DIOS!  8 Confía siempre en El, pueblo mío; ábrele tu corazón cuando estés ante El. ¡DIOS es nuestro refugio!


sábado, marzo 28, 2015

EL AMOR MÁS GRANDE

Nunca podré pagarlo.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria    
EL AMOR MÁS GRANDE
ROMANOS 5:7-8 “Difícilmente habrá quien muera por un justo, aunque tal vez haya quien se atreva a morir por una persona buena. Pero DIOS demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.”
Doug Zehner, un niño de 10 años de Chesterton, Indiana, resbaló y cayó en un arroyo crecido debido a las intensas lluvias, de donde fue arrojado a una alcantarilla. Mark Thanos, un vecino, se lanzó tras él para tratar de salvarlo. Al ver que tenía dificultades, el padre de Mark, de 74 años, también saltó al agua para ayudar. El niño, siendo más menudo que los dos hombres, logró pasar a través de la abertura de 3 pies de la alcantarilla, y salió nuevamente a la superficie 20 pies más adelante. Los dos hombres que trataron de salvarlo murieron en el intento.
Los padres de Doug, conmovidos por la acción heroica y desinteresada de sus vecinos, dijeron: "Dieron sus vidas por nuestro hijo. Haremos todo lo posible por vivir vidas dignas de lo que han hecho". Esos padres tuvieron la reacción apropiada.
Cuando alguien entrega su futuro por el de uno, la mejor forma de agradecerle es viviendo una vida honorable. No hay cómo pagar la deuda, todo lo que se puede hacer es honrar lo que alguien ha hecho por uno.
Esto es algo que los creyentes comprendemos, porque gracias al sacrificio de Jesús en la cruz del Calvario, hemos recibido vida eterna. Por lo tanto, de la mejor forma que podamos y que sabemos, honremos con nuestras vidas al Cristo que murió por nuestros pecados.
Hablando acerca del accidente que había sufrido, y donde casi había perdido la vida, Doug, casi llorando, dijo:"Ojalá que Mark (su vecino) no me hubiera querido tanto".
Demos gracias que hay personas como Mark que pueden amar hasta el punto de sacrificarse a sí mismos. Y aún más, seamos sumamente agradecidos porque tenemos un Salvador, Cristo Jesús, que nos amó tanto, que entregó Su vida, Su esperanza, Su todo, para que tu y yo fuéramos perdonados y recibiéramos una vida nueva que durará para siempre.
ORACIÓN: Padre Eterno, gracias una vez más por Tu Gran amor y por haberme dado una vida nueva a través del sacrificio de tu Hijo amado Jesús, a quien enviaste “para que todo aquel que en Él cree no se muera, sino que tenga vida eterna”. Al morir por mí, me ha dado un regalo que nunca podría haber ganado por mí mism@, y que nunca podré pagarlo, por lo que Te pido me ayudes a vivir una vida de manera tal que ésta glorifique y honre el nombre de DIOS. En Cristo Jesús. Amén



viernes, marzo 27, 2015

EL PROBLEMA DE LOS EXÁMENES

Crecer en conocimientos, sabiduría y fe.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria  
EL PROBLEMA DE LOS EXÁMENES
SANTIAGO 1: 2 “Hermanos míos, considérense muy dichosos cuando tengan que enfrentarse con diversas pruebas,  pues ya saben que la prueba de su fe produce constancia.  Y la constancia debe llevar a feliz término la obra, para que sean perfectos e íntegros, sin que les falte nada.”
SANTIAGO 1:12 “Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que DIOS ha prometido a los que le aman.”
Hay a un profesor que es temido por sus exámenes difíciles. Algunos estudiantes evitan tomar sus clases a toda costa. Cuando el da un examen, sus estudiantes ruegan a los otros profesores que no programen proyectos o exámenes durante esa semana. Se ha sabido de estudiantes que han salido de los exámenes de este profesor sollozando o que han tirado sus lapiceros y abandonado el salón de clases luego de dos o tres minutos.
Bueno, no es que el profesor elija dar exámenes difíciles sólo por ser malvado. El prepara exámenes difíciles y minuciosos para que sus estudiantes hagan lo que vinieron a hacer a la universidad: ¡aprender!  Los está ayudando a prepararse para sus carreras. Cuando los estudiantes del profesor que da exámenes difíciles regresan años más tarde, a menudo se les escucha hacer comentarios como éstos: «Aprendí más de el que de cualquier otro profesor.» «El me preparó para los rigores de la escuela de postgrado.» «Realmente aprendí a estudiar en sus clases.»
De hecho, los exámenes son buenos para nosotros, desde calificar para una licencia de conducir hasta graduarse en la escuela de medicina, como  or ejemplo. Si alguien va a operarme algún día ¡quiero que él o élla tengan las mejores credenciales! Además, si no tuviéramos exámenes, ¿qué tanto estudiaríamos?
Santiago habló de actitudes hacia los exámenes (él los llamó pruebas en *Santiago 1:12-18)). No debemos quejarnos de las pruebas que vienen a nuestra vida. No debemos culpar a DIOS si la situación se pone difícil. Eso sería como culpar a un profesor porque reprobaste un examen por el que nunca te molestaste en estudiar.
El Señor utiliza las dificultades para lograr algo bueno en nuestras vidas. DIOS nos prueba para revelarnos nuestro carácter; también nos prueba para que crezcamos en conocimiento, sabiduría y fe. A través de esas situaciones y de las tentaciones identificamos nuestras debilidades y trabajamos para ser fuertes. Al recordar las pruebas desde la perspectiva de DIOS, podemos tener una mejor comprensión de éllas ya que nos ayudará a reaccionar sabiamente en el futuro pues confiaremos en que:
  • DIOS controla la duración y la intensidad de mi prueba;
  • ÉL tiene un propósito específico al permitirla;
  • Puede producir algo en mí que me está faltando actualmente;
  • Con una actitud de gozo, seré bendecido por medio de la adversidad;
  • ÉL está conmigo en cada paso del camino; y,
  • Gracias al poder del Espíritu Santo, saldré triunfante de esta prueba.
Las pruebas nunca son fáciles, pero al mirar atrás podemos decir: «Soportar esa prueba fue algo valioso para mí. He sido bendecido a través de ella».
ORACIÓN: Padre Celestial, gracias te doy por la vida y las bendiciones que recibo. Gracias Señor por las pruebas que me mandas. Sé que me van a ayudar tanto física como espiritualmente a ser mejor cada día. Te lo agradezco en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, amén.
LECTURA BÍBLICA: (*)Santiago 1:12-18
12 Dichoso el hombre que soporta la prueba con fortaleza, porque al salir aprobado recibirá como premio la vida, que es la corona que Dios ha prometido a los que lo aman. 13 Cuando alguno se sienta tentado a hacer lo malo, no piense que es tentado por Dios, porque Dios ni siente la tentación de hacer lo malo, ni tienta a nadie para que lo haga. 14 Al contrario, uno es tentado por sus propios malos deseos, que lo atraen y lo seducen.15 De estos malos deseos nace el pecado; y del pecado, cuando llega a su completo desarrollo, nace la muerte.
16 Queridos hermanos míos, no se engañen: 17 todo lo bueno y perfecto que se nos da, viene de arriba, de Dios, que creó los astros del cielo. Dios es siempre el mismo: en él no hay variaciones ni oscurecimientos. 18 Él, porque así lo quiso, nos dio vida mediante el mensaje de la verdad, para que seamos los primeros frutos de su creación.


jueves, marzo 26, 2015

EL MAPA DEL VIAJERO, LA BRÚJULA DEL NAVEGANTE

Nunca es tarde
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria  
EL MAPA DEL VIAJERO, LA BRÚJULA DEL NAVEGANTE
SALMOS 119:19 “En esta tierra soy un extranjero; no escondas de mí tus mandamientos.”
Una de las industrias más sólidas a nivel mundial es la del turismo. Grandes sumas de dinero se usan cada año para visitar países en el exterior y también para hacer turismo interno. La mayoría de los países de Europa, los Estados Unidos de Norteamérica, China y México se ubican en el tope de la lista de países que han generado más entradas por este concepto. Las cifras de los viajeros que visitan estos países se miden por millones de personas al año y los ingresos que ellos generan se miden por miles de millones de dólares al año.
Una de las industrias que se han desarrollado paralelamente al turismo es la de la publicación de guías para viajeros. Estos libros, llenos de información necesaria para aprovechar el corto tiempo que dura la estadía en una ciudad o un país específico, se venden muy bien y constituyen una de las secciones más visitadas de las librerías.
¿Se imaginan ustedes visitar un país sin antes haber investigado bien para definir un plan de visitas a museos, sitios históricos, bellezas arquitectónicas y paisajes de impresionante belleza? Son muy pocos los turistas que se atreven a vivir la aventura de una travesía turística por un país sin llevar en el bolsillo una de estas útiles guías.
Sorprendentemente, muchos hijos de DIOS transitan por este mundo, del cual no son ciudadanos, sin utilizar la guía del viajero por excelencia, la Palabra de DIOS, La Biblia. La gran mayoría de las veces nos sentimos tan a gusto en este mundo que nos olvidamos de que nuestra ciudadanía está en los cielos y de que somos simples transeúntes que andamos de paso por esta atracción turística llamada mundo. Y para completar, ni siquiera sabemos cuáles son las cosas interesantes que podemos hacer y los lugares más recomendados para visitar mientras estamos aquí para intensificar la experiencia del viaje. 
Nunca es tarde para que revises la guía del viajero. Te sorprenderás al enterarte de la gran cantidad de cosas que no sabías que podías y tenías que hacer para aprovechar al máximo tu excursión.
Comienza, pues, ahora mismo a conocer más de este mundo y de lo que DIOS espera de ti porque el tiempo es corto. Verás tu viaje desde una perspectiva totalmente diferente a como lo venías haciendo. ¡Sólo a DIOS sea la gloria!
ORACIÓN: Padre Celestial. Ayúdame a leer, entender y comprender lo que Tú me quieres decir en La Palabra (La Biblia). Te lo pido en el nombre de Cristo, amén.