viernes, octubre 31, 2014

TIEMPOS FUTUROS Y SEGUROS

Confía en DIOS.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria 
TIEMPOS FUTUROS Y SEGUROS
SALMOS 67:6-7 “La tierra dará entonces su fruto, y DIOS, nuestro DIOS, nos bendecirá. DIOS nos bendecirá, y le temerán todos los confines de la tierra.”
Todos sin excepción ansiamos ver mejores tiempos. Muchos con nostalgia ven hacia atrás y aseveran que todo tiempo pasado fue mejor, aunque lo más probable es que ésto sea una falacia. Todos tenemos la esperanza de que nuestra situación va a mejorar no sólo para nosotros sino también para todo el mundo y los líderes políticos se ganan la vida prometiendo que bajo su dirección todo será mejor.
Si bien no podemos quedarnos de brazos cruzados y esperar que todo nos caiga de lo alto, tenemos que entender que dependemos totalmente de DIOS. La vida que nos sostiene, el aire que respiramos, los alimentos que nos dan fuerzas, las ropas que nos cubren y el techo que nos cobija, todo nos lo ha provisto DIOS.
Sólo con DIOS podemos experimentar de manera total la vida que El nos ha dado. Separados de DIOS no tenemos vida, sólo tenemos existencia y pesar. Mas el día vendrá cuando sea el Señor Jesucristo quien gobierne a las naciones de la tierra y allí todos seremos bendecidos. Entonces sabremos lo que verdaderamente son la paz y la prosperidad. Entonces dejaremos de pensar que todo tiempo pasado fue mejor. 
¿Te preocupa el futuro? ¿Te llena de terror no saber que te depara el mañana? ¿O acaso eres de los que se jactan de su porvenir? Sin DIOS nada somos. Sólo poniendo nuestras vidas bajo el cuidado de DIOS podremos transitar con éxito, gozo y paz el sendero que nos lleva a un futuro seguro.
Quienes han puesto su confianza en los engaños del adversario y en las tentaciones que ofrece el mundo fracasarán tan intensamente que no sabrán qué fue lo que los arrolló.
Si quieres conocer personalmente un adelanto de lo que será la vida en el reino de DIOS confía en el Señor Jesús y sigue Sus pasos. Sólo así podrás vislumbrar lo que serán los tiempos futuros cuando ya el mal no se enseñoree sobre la tierra.
Entrega tu vida a Cristo y dale a ÉL la oportunidad de demostrarte que con ÉL todo es mejor. Alaba a DIOS y no te apartes de ÉL. ¡Sólo a DIOS sea la gloria!
ORACIÓN: Alabado seas DIOS por todas las cosas que haces por mí. Ayúdame, a través del Espíritu Santo a conocerte, comprenderte y a amarte leyendo Tu Palabra, meditando en élla y dándote gracias, por medio de la oración, por las muestras de Tu amor. Bendice a mi familia y seres queridos. Te lo pido en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, amén.


jueves, octubre 30, 2014

FRAGANTE AMISTAD

Mi Amigo.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria   
FRAGANTE AMISTAD
PROVERBIOS 27:9 “¿El perfume y el incienso alegran el corazón; la dulzura de la amistad fortalece el ánimo”.
Desde los tiempos más antiguos se sabe que ciertos estímulos producen sensaciones agradables en nuestro ser. Nadie puede negar el profundo impacto que la música produce tanto en la mente como en el cuerpo de las personas.
Hoy en día la música se ha convertido en una industria multimillonaria de la cual difícilmente nos podemos abstraer. Igualmente los sabores y las combinaciones de éstos dirigidos a estimular nuestro paladar han dado lugar al notable desarrollo de la industria culinaria resaltando la figura del “gourmet” como algo muy refinado.
Las artes pláticas impactan positiva o negativamente nuestro sentido de la vista y el tacto es estimulado constantemente por los cambios de temperatura o los extremos de ésta.
Finalmente, el sentido del olfato y nuestra capacidad para asociar ciertos aromas con diferentes estados de ánimos ha dado lugar a la también muy exitosa industria de la perfumería y con marcadamente menor éxito a la medicina alternativa de la aromaterapia. Ciertas fragancias producen un estado de gran bienestar y de allí que para adquirirlas y disfrutarlas haya que pagar un gran precio, aún cuando muchos de dichos olores se encuentren libremente en la naturaleza a nuestra disposición.
La amistad es algo que verdaderamente refresca el ánimo. Nuestros amigos son constante fuente de alegría y de apoyo, especialmente cuando las circunstancias se tornan adversas.
De la misma manera que ciertos olores son dulces fragancias para nuestro olfato, la relación con nuestras amistades producen un efecto altamente positivo en nuestro corazón.
Tengamos, pues, muchos amigos y actuemos en todo momento como los amigos que somos. Recordemos que nuestro Señor nos dijo: “Ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi Padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes.” 
Pero para poder ser amigo de Jesús es necesario obedecerle:“Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo les mando.”  
Así que con corazones obedientes compartamos el amor de DIOS con nuestros amigos en todo momento. ¡Sólo a DIOS sea la gloria!

ORACIÓN: Señor, quiero ser tu amigo, ayúdame a que todas mis acciones sean de Tu agrado y a compartir Tu amor con los demás. En el nombre de Cristo, amén.

miércoles, octubre 29, 2014

EL PRINCIPIO DE LA REPETICIÓN

La solución.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria   
EL PRINCIPIO DE LA REPETICIÓN
SALMOS 43:5 “¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar?  En DIOS pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi DIOS!” (NVI)
SALMO 43:5 “ ¿Por qué te abates, alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en DIOS, porque aún he de alabarlo, ¡salvación mía y DIOS mío!" (R-V 95)
Desde los más remotos y antiguos tiempos se ha utilizado la repetición como una válida y poderosa técnica de memorización y aprendizaje. Dentro de los principios de interpretación de la palabra de DIOS se encuentra el Principio de la Repetición, el cual declara que cuando un mensaje, palabra o concepto es repetido varias veces en un texto significa que DIOS considera que el mensaje es importante y por ende requiere mayor atención de nuestra parte. El texto de hoy aparece como una especie de coro tres veces entre los salmos 42 y 43 y es por esa razón que le daremos una consideración adicional. Estamos seguros que será de provecho para todos.
En esencia, este texto de hoy nos dice que no existe ninguna razón válida para estar preocupados porque hemos puesto nuestra esperanza en DIOS. Si sabemos que ÉL es Todopoderoso y que ÉL nos ama entonces ÉL se encargará de solucionar todo lo que nos esté causando preocupación o afán. Nuestra esperanza colocada en DIOS es la actitud correcta y adecuada que debemos asumir frente a los problemas y dificultades. Una vez que esperamos que DIOS actúe debemos quedarnos tranquilos y confiados pues ÉL sabe mejor que nadie cómo ha de resolverse la situación.
Nos cuesta desprendernos de las preocupaciones. A todos nos pasa. Recordemos y meditemos pues en todas las oportunidades anteriores en las cuales DIOS se ha mostrado infinitamente superior en fortaleza y poder en todos nuestros problemas y adversidades.
Reconozcamos que DIOS siempre sale victorioso y que una vez más nos mostrará que no tenemos nada que temer pues ÉL está a nuestro lado. Ésto es algo importante en que pensar. ¡Sólo a DIOS sea la gloria!

ORACIÓN: Gracias Señor por las muestras de Tu amor. Gracias por el nuevo día que me das, por las bendiciones recibidas hasta este momento. Gracias por mi familia y por mi trabajo, por mis planes y metas a alcanzar. Porque Tú siempre estás a mi lado. Sé Señor que puedo dejar todos mis problemas y pruebas en tus manos y que Tú me ayudarás. Gracias Señor. ¡Sólo a Ti sea la gloria! En el nombre de Cristo, amén.

martes, octubre 28, 2014

¿ESTÁS SIRVIENDO ALLÍ DONDE ESTÁS?

Medita en esta enseñanza.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria 
¿ESTÁS SIRVIENDO ALLÍ DONDE ESTÁS?
EFESIOS 2:10 “Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que las pongamos en práctica”
En una ocasión una mujer le escribió a la madre Teresa desde los Estados Unidos, expresándole su deseo de unirse al ministerio que élla tenía en la India. La madre Teresa le contestó simplemente: “Busca tu propia Calcuta”. ¿Acaso habría algo de romanticismo en el deseo de aquella mujer de dejar todo su pasado y servir en una tierra exótica y distante? Cualesquiera hayan sido sus motivaciones, el breve mensaje que recibió encierra un consejo lleno de discernimiento espiritual al que todos deberíamos prestar atención.
Esta es la esencia del mensaje del apóstol Pablo a la iglesia de Corinto en el pasaje de hoy: “sirvan al Señor en cualquier situación en las que él los haya colocado”. Muchas veces deseamos servir a DIOS, pero pensamos en algo lejano y quizás complicado sin darnos cuenta que muy cerca de hay grandes oportunidades de servir. Los hambrientos, los necesitados, los que sufren, los que no han oído las buenas nuevas de salvación en Cristo Jesús. Todos estos se encuentran en nuestro  barrio o en los alrededores y con toda seguridad es más fácil satisfacer sus necesidades.
La Biblia nos dice que cuando recibimos a Jesucristo como Salvador, el Espíritu Santo viene a morar en nosotros. Es decir, tenemos dentro de nosotros ese poder prometido a los discípulos. El mismo Espíritu que impulsaba a Jesús a predicar, a sanar, a suplir las necesidades de tantos necesitados. Dice Mateo 9:36 que, al ver las multitudes, el Señor “tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.”
¿Es esto lo que sientes cuando ves a tu alrededor tantas personas que caminan a ciegas en este mundo, tropezando, cayendo, golpeándose porque no conocen al Gran Pastor de ovejas? ¿Qué has hecho para ayudar a aquellos que viven alrededor tuyo o a unas cuadras de tu casa?
Muchas veces los talentos y capacidades que el Señor nos ha dado los dedicamos al provecho propio y nos olvidamos que esos talentos y capacidades son dones de DIOS ser usados en la edificación de su obra.  
Jesús dijo a sus seguidores: “A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.” (Mateo 9:37-38). Si ya estás sirviendo al Señor, ¡Gloria a DIOS! 
Continúa sirviendo donde quiera que se te presente la oportunidad de hacerlo. Si no lo estás haciendo, medita en esta enseñanza. La cosecha es mucha, hacen falta obreros en la viña del Señor.  Busca tu propia Calcuta. DIOS espera por ti.
ORACIÓN: Bendito DIOS, Te ruego me ayudes a identificar las oportunidades para servirte y capacítame para hacerlo de acuerdo a Tus planes en las vidas de aquellos que no Te conocen y están a mi alrededor. En el nombre de Jesús, amén.
LECTURAS BIBLICAS:
COLOSENSES 3: 23, 24 “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís”.
1 PEDRO 4:10 “uno ponga al servicio de los demás el don que haya recibido, administrando fielmente la gracia de Dios en sus diversas formas”.
1 CORINTIOS 12:6 “Hay diversas funciones, pero es un mismo Dios el que hace todas las cosas en todos”.
2 TIMOTEO 1:9 “Pues Dios nos salvó y nos llamó a una vida santa, no por nuestras propias obras, sino por su propia determinación y gracia. Nos concedió este favor en Cristo Jesús antes del comienzo del tiempo”.
MATEO 20:27-28 “y el que quiera ser el primero deberá ser esclavo de los demás; así como el Hijo del hombre no vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos”.


lunes, octubre 27, 2014

¿PARA QUÉ ESTOY AQUÍ EN LA TIERRA?

Tu vida tendrá un verdadero significado.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria  
¿PARA QUÉ ESTOY AQUÍ EN LA TIERRA?
JEREMÍAS 20:18 “¿Para qué salí del vientre? ¿Para ver trabajo y dolor, y que mis días se gastasen en afrenta?
¿Para qué estoy aquí en la tierra? ¿Para que nací? Éstas y otras preguntas similares se las han hecho muchas personas a través de los siglos. Ciertamente la búsqueda del propósito de vivir siempre ha intrigado a la humanidad. Durante miles de años, filósofos, científicos, escritores e intelectuales han especulado acerca del sentido de la vida, tratando de contestar estas preguntas.Muchos creen que tienen la respuesta correcta, pero la mayoría simplemente reconocen que no tienen la menor idea de la razón por la qué están aquí. 
En el pasaje de hoy, el profeta Jeremías se hace a sí mismo esta pregunta. Su respuesta, en forma de pregunta, es más bien una queja en cuanto al propósito o la falta de propósito de la vida. Muchos siglos después el hombre continúa preguntándose y quejándose por la falta de sentido de sus vidas. El problema fundamental reside en el lugar donde se busca la respuesta. Contrario a lo que indican muchos libros conocidos, seminarios, sesiones de terapia sicológica, etc. nunca encontraremos el sentido de la vida buscando dentro de nosotros. 
No nos creamos a nosotros mismos, por lo tanto no podemos encontrar en nosotros el propósito de nuestra existencia. Al igual que el inventor de una compleja maquinaria quien es el único que puede decirnos exactamente el propósito de la misma, sólo AQUEL que nos creó es capaz de revelarnos el propósito para el cual fuimos creados.
En primer lugar la Biblia establece que DIOS es nuestro Creador. Dice Génesis 1:26: “Entonces dijo DIOS: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza..."  Una vez establecido que DIOS es nuestro Creador, tenemos que concluir que si ÉL nos creó, con toda seguridad lo hizo con un propósito determinado. ¿Cierto? La pregunta es: "¿Para qué nos creó DIOS?”
¿Sabes por qué DIOS te hizo a ti? Para derramar en ti un amor desbordante. DIOS es amor, y ÉL tenía que hacer algo en lo cual pudiera volcar todo Su inmenso amor. DIOS te hizo para amarte. DIOS nos hizo para manifestar Su amor en nosotros. Y todo lo que ÉL ha planeado es para nuestro bien. A través del profeta Jeremías, DIOS nos dice: “Porque yo sé los planes que tengo para vosotros", declara el Señor, “planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.” (Jeremías 29:11).   
El apóstol Pablo resume todo lo anterior en Efesios 2:10: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para hacer buenas obras, las cuales DIOS preparó de antemano para que anduviésemos en éllas.” Somos hechura Suya, o sea DIOS nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos. Fuimos creados a la imagen de Cristo con el fin de hacer buenas obras, las cuales fueron planeadas por DIOS desde antes que naciéramos. ¿Con qué propósito? Con el propósito de que anduviésemos en éllas, es decir para que las lleváramos a cabo y por medio de éllas bendecirnos abundantemente. 
DIOS tiene un propósito en tu vida, y es un buen propósito. ÉL es el Único que puede contestar tus preguntas acerca del propósito de tu vida. Para éllo es necesario que escudriñes la Biblia, que es la Palabra de DIOS. Es imprescindible que establezcas una íntima comunión con el Señor, buscando Su rostro en oración cada día. Entonces llegarás a conocer los planes de DIOS para ti, y tu vida tendrá un verdadero significado y podrás disfrutarla plenamente.
ORACIÓN: Mi amante Padre Celestial, eres Tú el que ha formado mi cuerpo, modelado mi mente y creado mi alma.  Tú me hiciste conforme a Tu imagen, y me has llamado propiedad Tuya. Gracias por tener un buen propósito en mi vida. Dame discernimiento espiritual para entender con claridad lo que Tú esperas de mí y ayúdame a vivir conforme a Tu voluntad para que Tus planes sean una realidad. En el nombre de Jesús, amén.
LECTURA BIBLICA:  Efesios 1:3-5
3 Alabado sea DIOS, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en
las regiones celestiales con toda bendición espiritual en Cristo.
4 DIOS nos escogió en ÉL antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de ÉL. En amor 5 nos predestinó para ser adoptados como hijos Suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de Su voluntad,


domingo, octubre 26, 2014

RESENTIMIENTO

Pónlo a los pies del Señor…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria   
RESENTIMIENTO
EFESIOS 4:31 “Abandonen toda amargura, ira y enojo, gritos y calumnias, y toda forma de malicia.”
Vivimos en un mundo muy convulsionado donde la gente se muestra cada vez más ansiosa e irritada. Con frecuencia se originan discusiones en la calle entre los choferes de autos, ya sea porque uno va muy despacio, o porque va muy rápido, o porque se tardó en moverse varios segundos más de lo que supuestamente debía después que la luz del semáforo cambió a verde. A veces estas discusiones han terminado en peleas, en algunos casos fatales, por la manifestación de una ira acumulada que encuentra la manera de manifestarse en estos incidentes.
Lo peor de todo ésto es que a veces puedes llegar a tu hogar pensando encontrar un lugar de refugio, pero te das cuenta que allí también se originan las mismas o peores fricciones. Por todos lados vemos personas enojadas, actuando con ira, maldiciendo. Generalmente se culpa al "estrés" o presiones externas como la causa de estas situaciones; sin embargo el problema hay que buscarlo en el interior del ser humano, allí donde la ira se ha ido acumulando, creando raíces de amargura que afectan el comportamiento del individuo y de aquellos que le rodean.
La Biblia nos alerta acerca de ésto en Hebreos 12:15: “Asegúrense de que nadie deje de alcanzar la gracia de DIOS; de que ninguna raíz amarga brote y cause dificultades y corrompa a muchos". No solamente la amargura afecta nuestro estado de ánimo, sino también nuestra relación con DIOS. Es un estorbo en nuestra vida espiritual, creando obstáculos que nos impiden alcanzar la gracia de DIOS y disfrutar de sus bendiciones. Y el resultado se refleja en nuestra relación con los demás pues, como dice este pasaje, la amargura contamina.
Pero… ¿qué podemos hacer? Habrá momentos en que podamos sentir ira, ¿cierto? Sí, es cierto, pero no debemos permitir que la ira se acumule en nuestros corazones al punto que surjan raíces de amargura. La Biblia dice en Efesios 4:26-27: "«Si se enojan, no pequen.» No dejen que el sol se ponga estando aún enojados, ni den cabida al diablo."
Es muy importante que eliminemos de nosotros, lo más pronto posible, la ira que en un momento determinado hemos sentido antes de que el diablo pueda aprovecharse de nuestro estado de ánimo. ¿Sientes que te irritas con mucha facilidad? Si algo no te sale como pensabas, ¿te molestas al punto de llenarte de ira, y hasta proferir palabras que no glorifican a DIOS?
Cuando el congestionado tráfico no permite que avances con rapidez y necesitas llegar a tu destino a una cierta hora, ¿te llenas de ansiedad y sientes coraje en tu corazón? Al recordar una ofensa o el daño que alguien te hizo en el pasado ¿te inunda un gran rencor y entran en ti deseos de venganza?
Si tu respuesta es “sí” a una o más de estas preguntas, es muy probable que en tu corazón haya brotado alguna raíz de amargura que esté impidiendo que la gracia y la paz del Señor se manifiesten en tu vida.
Acércate al trono de la gracia de DIOS, y deposita ante ÉL toda amargura o resentimiento que están contaminando tu alma, y pide al Señor que Te llene de Su paz inefable.
ORACIÓN: Padre Santo, arranca de mí toda raíz de amargura que esté afectando mi relación Contigo, y que tu Santo Espíritu llene mi corazón de Tu amor, de Tu gozo, de Tu paz y perdón. En el nombre de Jesús. Amén.


sábado, octubre 25, 2014

CIUDAD TERREMOTO

Siempre preparados…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria   
CIUDAD TERREMOTO
HECHOS 16:26 “Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían…”
En su libro “Una grieta en el borde del mundo”, Simón Winchester escribe sobre Parkfield, California, un pequeño pueblo con tendencia a los terremotos. Para atraer turistas, el cartel de un hotel dice: «Duerma aquí cuando ocurra». El menú de un restaurante ofrece un bistec de gran tamaño llamado «El grande» y un postre denominado «Réplicas». Pero dejando las bromas de lado, un terremoto de verdad puede ser una experiencia aterradora, como el que hace años ocurrió en Japón que ha dejado como resultado pérdidas devastadoras.
En el libro de Hechos, leemos que DIOS usó un terremoto para abrir el corazón de algunas personas al evangelio. Después de ser falsamente acusados, Pablo y Silas fueron encarcelados en Filipos. Cerca de la medianoche, un terremoto retumbó en la prisión, abrió las puertas de los calabozos y soltó las cadenas de los presos. Cuando el carcelero supo que Pablo y Silas no habían tratado de escapar, preguntó: «¿Qué debo hacer para ser salvo?». Ellos dijeron: «Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa». Esa noche, el carcelero y su familia creyeron y fueron bautizados. Y todo empezó con un terremoto. DIOS pudo haberles evitado la cárcel a Pablo y Silas, pero ninguno de éllos ni aquellos que les rodeaban hubieran conocido el poder y el amor de DIOS obrando en sus vidas.
DIOS utiliza cualquier medio para tocar los corazones de aquellos que no le conocen o incluso para exhortar a aquellos que sí lo conocemos. Quizás en ocasiones DIOS no permitirá que la tragedia nos rodee, pero muchas veces las circunstancias que atravesaremos es el medio que el Señor usará para manifestarse en nuestras vidas y bendecirnos de manera que lleguemos a conocerlo íntimamente. 
Por otro lado, las dificultades que vengan a la vida de aquellos que aún no han establecido una relación personal con el Señor, hacen que estas personas sean más receptivas al evangelio. ¿Conoces a alguien que esté atravesando una crisis? Comienza a orar, mantente en contacto con esa persona y estate list@ para expresarle tu compasión y testificarle de Cristo. 
Muchos llegan a tener fe a través de los problemas
ORACIÓN: Bendito DIOS, Te alabamos Señor por Tu bondad y Te rogamos continúes dándonos de Tu paz y consolándonos en el miedo y en la inseguridad que puedan rodearnos en estos momentos. Afirma en nuestro corazón que la paz viene del conocimiento que Tu siempre estás en completo control. Capacítame en estos tiempos de angustia para ser un instrumento que Tu uses para traer luz a la vida de aquellos que aún no Te conocen personalmente. En el nombre de Jesús.

Amén.