domingo, marzo 01, 2015

¿DAS GRACIAS A DIOS POR LOS ALIMENTOS?

Ser agradecido.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria  
¿DAS GRACIAS A DIOS POR LOS ALIMENTOS?
1a TESALONICENSES 5.18 “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de DIOS para vosotros en Cristo Jesús.”
Una pequeña historia nos habla de un niño que un día fue invitado a cenar en casa de un amiguito. Cuando el pequeño se sentó a la mesa, inclinó la cabeza y esperó que alguien diese gracias por los alimentos. Sin embargo, las demás personas que estaban a la mesa comenzaron a servirse la comida. El niño levantó la cabeza y, mostrando la inocencia propia de su edad, dijo: “Ustedes son iguales que mi perro. ¡Empiezan a comer enseguida!”  
Resulta chistoso imaginar la cara que pusieron los presentes ante esta expresión del niño, pero es una triste realidad que está sucediendo en la vida de los que son hijos de DIOS. A la mayoría de los cristianos no les resulta fácil vivir conscientes de que los alimentos y todo lo demás que tenemos son producto de la gracia y el amor de DIOS, y que a ÉL debemos darle gracias. Esta actitud refleja el mismo problema que Pablo destacó en su carta a los Romanos al referirse al pecado de ingratitud entre los gentiles. Dice Romanos 1:21: “Pues habiendo conocido a DIOS, no le glorificaron como a DIOS, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.”
Aquellos que han conocido al Señor y saben que nuestro pan de cada día procede no de la tienda, sino en realidad de la gracia y la misericordia de nuestro Padre, y no le dan gracias, están actuando de esta manera, la cual no glorifica el nombre de DIOS.
Jesús nos dio un buen ejemplo mientras celebraba la última cena con sus discípulos pocas horas antes de su muerte en la cruz. El apóstol Pablo describe este momento en su primera carta a los Corintios capítulo 11, versículos 23 y 24: “Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí.” Si Jesús solía dar gracias al Padre por los alimentos, ¿no crees que nosotros debíamos seguir Su ejemplo?
En su primera carta a los tesalonicenses Pablo les aconsejó: “Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de DIOS para con vosotros en Cristo Jesús.” (1 Tesalonicenses 5:18). Debemos hacernos el propósito de ser agradecidos por la provisión diaria de alimentos, sobretodo cuando vemos con tanta frecuencia en la televisión que alrededor del mundo hay millones de personas que se están muriendo de hambre.
ORACIÓN: Padre Santo, te doy gracias por Tu amor y por Tu provisión diaria, tanto en el área de los alimentos como en todos los demás aspectos de mi vida. Por favor, ayúdame a reconocer que todo lo que tengo lo debo a Tu infinita bondad, y a expresarte mi agradecimiento siempre. En el nombre de Jesús, amén.



sábado, febrero 28, 2015

IMPERFECCIONES ÚNICAS

Ama a tu prójimo como a ti mismo.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria  
IMPERFECCIONES ÚNICAS
COLOSENSES 3:13-14 “Soportaos unos a otros y perdonaos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Sobre todo, vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.”
Un día, cuando estaba en el ómnibus, noté a un bebé que estaba sentado sobre las rodillas de su madre llorando incontrolablemente. Los demás pasajeros habituales estaban claramente irritados por el comportamiento del niño y por la incapacidad de la madre de tranquilizarlo. La avergonzada madre trataba de apaciguar a su bebé, pero éste no respondía. En mi deseo de ayudarla le pregunté que creía que le pasaba al niño. La angustiada madre dijo con un tono de impotencia: «Sufre de mareo y se altera cuando está en un vehículo en movimiento.» Comencé a pensar en cuán a menudo me irrito por el comportamiento de alguien sin pensar por qué esa persona podría estar actuando de esa manera. En vez de ello, podría preguntarme cómo me sentiría si yo estuviera en su pellejo.
En Colosenses 3 se nos dice que nos soportemos unos a otros. DIOS nos ha hecho a cada uno de una manera única. Sin embargo en nuestras diferencias experimentamos conflicto unos con otros, especialmente cuando trabajamos juntos.
Yo solía trabajar con un líder desorganizado de un pequeño grupo en mi iglesia, quien era una constante frustración para mi personalidad más organizada. Más adelante, cuando el grupo cambió de líder, llegó alguien que era más organizado. Al comienzo estaba feliz de trabajar con él, pero luego, su naturaleza franca demostró ser demasiado severa para mi ego sensible. Su tendencia a decir lo que pensaba chocaba con mi tendencia a ser más diplomático. Al mirar atrás me di cuenta de que necesitaba aceptar a mi líder tal y como era, en vez de tratar de cambiarlo.
Cuando aprendo a «aguantar» las diferencias de alguien puedo crecer como una persona que puede manejar cambios de último minuto y ser menos sensible a los comentarios de los demás. Es por amor a Cristo que debemos soportarnos unos a otros, no porque no nos queda otra alternativa, sino porque nos amamos los unos a los otros.
El amor cristiano es la única manera que me ayuda a querer y aceptar a los demás exactamente como son, y no como yo pienso que deberían ser.
ORACIÓN: Padre Celestial, Tú me pides que ame a otros y yo deseo hacerlo del mismo modo en que Tú me amas. Perdóname Señor por no aceptar a quienes yo encuentro que no son perfectos, y te pido me ayudes a aceptar los errores y las debilidades de las otras personas con la misma gracia, perdón y tolerancia que Tu me muestras a mí. Sigue enseñándome acerca del verdadero amor y la verdadera aceptación. En el nombre de Jesús. Amén. 


viernes, febrero 27, 2015

SU PERSPECTIVA

Debo ser más positivo.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria    
SU PERSPECTIVA
2a CORINTIOS 5:16 “Así que, de aquí en adelante, nosotros ya no conocemos a nadie desde el punto de vista humano; y aun si a Cristo lo conocimos desde el punto de vista humano, ya no lo conocemos así."
Han pasado ya varios años desde que estuvimos en Venecia. Pero el año pasado recibimos emails de dos amigos que, por separado, habían ido a pasear a esa ciudad italiana. Uno de los emails decía: "Venecia es un sueño. Me pregunto qué es lo que la hace tan mística". El otro, por su parte, decía: "El olor del agua en los canales es terrible, y la humedad es tremenda; menos mal que sólo vamos a estar aquí dos días".  Dos perspectivas totalmente opuestas.
Y es que, en realidad, la perspectiva con que uno mira las cosas significa mucho. Si uno quiere ver el lado lindo de la vida, lo va a encontrar; si uno quiere ver el lado oscuro y negativo, también lo va a encontrar. Quizás ésto explique porque, para algunos padres sus hijos son regalos de DIOS, y para otros son cargas que andan arrastrando por la vida.
Permíteme que te pregunte: cuando tú piensas en tu esposo o esposa, de quien estuviste una vez perdidamente enamorado/a, ¿qué ves? ¿Ves a alguien que está creciendo en encanto y alegría, o a alguien que se está convirtiendo en una persona amargada?
Recuerda que una gran parte de nuestra realidad depende de cómo vemos las cosas desde nuestra perspectiva. Cuando recordemos que DIOS, gracias a la obra redentora de Jesús, nos mira a nosotros desde una perspectiva positiva, también nosotros podemos mirar la vida de una manera mejor. Mi actitud tiene relación con la manera en que elijo pensar acerca de las cosas.
Como cristianos tenemos la ayuda del Espíritu Santo quien puede renovar nuestros pensamientos y actitudes; si se lo pedimos al Señor, ÉL desarrollará en nosotros una nueva actitud.
Que el Señor nos ayude a ver nuestras situaciones y a nosotros mismos a través de Sus ojos, a fin de que podamos enfocar las cosas con la misma perspectiva que ÉL tiene para con nosotros.
ORACIÓN: Ayúdame Señor a ser positivos y a ver la vida de una mejor manera, en donde Tu mano se manifiesta en cada bendición que recibo. Ayúdame a cambiar Señor. En Tus manos dejo todo. Gracias Señor por las muestras de Tu amor. En el nombre de Cristo, amén.


jueves, febrero 26, 2015

CUANDO NUESTRO CARÁCTER ES PROBADO...

Los planes de DIOS.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria    
CUANDO NUESTRO CARÁCTER ES PROBADO…
SANTIAGO 1:2-4 “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.” 
Los nogales son los árboles vivientes más antiguos del mundo. Se estima que algunos de ellos tienen una edad de entre 3,000 y 4,000 años. En 1957, el científico Edmund Schulman encontró uno al cual llamó "Matusalén". Este antiguo y nudoso árbol tiene casi 5,000 años de edad. Ya era un árbol viejo cuando los egipcios estaban construyendo las pirámides. Los nogales crecen en la cima de las montañas del oeste de los Estados Unidos a elevaciones de 3,000 a 3,350 metros. Han podido sobrevivir algunas de las condiciones de vida más severas de la tierra: temperaturas árticas, vientos muy fuertes, un aire muy fino y poca lluvia. Este brutal ambiente en realidad es una de las razones por las que han sobrevivido por miles de años. Las dificultades han producido en ellos una fortaleza y una resistencia extraordinarias.  
Dice el pasaje de hoy que por medio de la tribulación, es decir las pruebas y dificultades de la vida, nuestro carácter es probado. Y como resultado de esto obtenemos paciencia, y finalmente surge en nosotros la esperanza. Esto diferencia a un creyente que ha sido probado del resto de las personas que le rodean, pues una vida sin esperanza es una vida sin propósito y sin motivación. Por eso sabemos que la adversidad es parte del proceso que DIOS utiliza para llevar a cabo sus propósitos en nuestras vidas. Las pruebas nos llevan en dirección al Señor. En realidad, aunque causan dolor y sufrimientos, las pruebas podrían ser lo mejor para nosotros, pues producen total dependencia de DIOS, y por lo tanto crecimiento espiritual. Por eso el apóstol Santiago dice: “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.” (Santiago 1:2-4).
También, en su primera carta, el apóstol Pedro nos habla de este tema. Dice 1a Pedro 1:6-7: “...aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.” Recordemos que cuando el oro es sometido a altas temperaturas, los demás componentes se separan, de manera que al finalizar el proceso se obtiene como resultado un oro puro libre de impurezas. De igual manera, el fuego de la prueba y la aflicción actúa sobre nuestra fe limpiándola, purificándola y fortaleciéndola.
Así que, cuando estés en medio de una prueba, recuerda que quizás lo mejor que puede pasarte no es ser librado de ella inmediatamente, sino que DIOS la use para lograr su propósito en tu vida.
Ora por fortaleza para soportarla y discernimiento espiritual para entender los planes de DIOS para ti. Espera en el Señor pacientemente, y el resultado será grandes bendiciones para tu vida y un testimonio en el que DIOS pueda glorificarse.
ORACIÓN: Padre, capacítame para entender que las pruebas de mi vida son medios que Tú puedes usar para crear en mí el carácter de Cristo. Ayúdame a gloriarme en las tribulaciones para que Tú te glorifiques en mi vida. Por Cristo Jesús, Amén.



miércoles, febrero 25, 2015

EXCUSAS

Un cambio extraordinario
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria    
EXCUSAS
SALMO 38:18 “Por eso, voy a confesar mi maldad; pues me pesa haber pecado.” 
Siempre que uno está en compañía de un grupo de doctores, dentistas, profesores, líderes religiosos, trabajadores de funerarias, y en general con profesionales que trabajan con público, uno se entera de historias interesantes. Pero las mejores anécdotas pueden ser la de los agentes de la policía.   
No hace mucho, un agente de la patrulla de caminos de Missouri contó lo que le dijo un joven que iba manejando a 80 millas por hora, cuando lo permitido era 55. Cuando el agente le pidió una explicación por violar el límite de velocidad, el joven le dijo que una abeja había entrado en su carro y le estaba volando alrededor de la cabeza, por lo que iba a 80 mph porque sabía que las abejas no pueden volar a esa velocidad...
Por su parte, un agente de Dakota del Sur contó la historia de una señora a la cual había parado por ir conduciendo a exceso de velocidad, excusándose ella que era a causa de un incendio. El agente le preguntó: "¿Dónde es el incendio?", a lo que ella le dijo que, antes de salir de su casa para ir a trabajar, había armado unas bombas para matar insectos, pero que se había olvidado de sacar el canario de la casa, por lo que se volvía de prisa para salvar al pobre pajarito…
Supongo que todos inventamos nuestras propias excusas. Ya Eva inventó una excusa, diciendo que la serpiente la había engañado. Cuando DIOS le preguntó a Adán qué había hecho, él también puso una excusa, echándole no sólo la culpa a Eva, sino también al mismo DIOS. En otras palabras, Adán le dijo a DIOS: "DIOS, todo es culpa tuya; si no me hubieras dado a esta mujer por esposa, te aseguro que yo nunca hubiera cometido ese pecado".
Sí, todos tenemos siempre la mejor excusa a mano... y no debería ser así. A DIOS no le gusta oír nuestras excusas, y tampoco las necesita. Lo que ÉL espera de nosotros es la verdad. ÉL quiere que seamos como el salmista, y digamos: "Voy a confesar mi maldad, pues me pesa haber pecado". Si confesamos nuestros pecados, DIOS nos da Su perdón y Su paz. 1 Juan 1:9 nos dice: "Si confesamos nuestros pecados, DIOS, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad".
El reconocimiento es clave para que DIOS pueda perdonarnos; si nosotros no reconocemos nuestro error, si no reconocemos que necesitamos ir delante del Señor y pedirle perdón, difícilmente nuestro estado cambiara. Si tú puedes reconocer el error en el que has caído y no solo reconocer sino que ir delante del Señor y arrepentirte y recibir Su perdón entonces, tu vida recibirá un cambio extraordinario. DIOS quiere perdonarte, ÉL quiere restaurar tu vida y restaurar esa comunión intima contigo; no te reproches tantas cosas, no saques en cara tus errores, no te pelees contigo mismo, solo ve delante del Señor y confiesa, no ocultes nada y reconoce tu error, arrepiéntete y entonces DIOS te perdonará. 
ORACIÓN: Padre Celestial, te pido que cuando llegue el momento de presentarme ante Ti, lo haga con un corazón limpio. Dame la madurez espiritual para no pretender inventar excusas o esconder mi pecado. Por el contrario, ayúdame a llegar ante Tu presencia y confesarte que soy pecador, para que Tú puedas ser misericordioso conmigo, de tal manera que, ya perdonad@, pueda vivir como un verdader@ hij@ tuy@.  En el nombre de Jesús te lo pido. Amén.


martes, febrero 24, 2015

¿ESTÁS ESPERANDO UN MILAGRO?


Nada hay imposible para DIOS
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria    
¿ESTÁS ESPERANDO UN MILAGRO?
LUCAS 1:36-37 “También tu parienta Elisabet va a tener un hijo en su vejez; de hecho, la que decían que era estéril ya está en el sexto mes de embarazo. Porque para DIOS no hay nada imposible.”
¿Has pensado alguna vez mientras contemplas un precioso día soleado con un cielo azul sin una sola nube, que hubo un tiempo que lo único que había era un enorme vacío, desorden total y profundas tinieblas que lo cubrían todo? El pasaje de hoy nos cuenta que “en el principio creó DIOS los cielos y la tierra.” Pero antes que el Señor hablara ordenando a lo que no era que fuese, sólo existía un inmenso espacio vacío y sin forma.
Cuando ves un árbol frondoso y lleno de deliciosas frutas, ¿acaso viene a tu mente que todo comenzó de una pequeña semilla que estaba inerte enterrada en la tierra? ¿Has pensado en ese bebé que surge a la vida después de nueve meses en la oscuridad del vientre materno? Y por encima de todas estas maravillas, el más grande milagro de la historia de la humanidad: la resurrección de Jesús, a quien DIOS levantó de la fría y oscura tumba para traer al mundo Su luz redentora, como dice Hebreos 13:20: “Y el DIOS de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno.”
¿Estás en medio de una situación que parece no tener solución? ¿Te han dicho los médicos que tu enfermedad o la enfermedad de un ser querido es incurable? Si es así, ¿estás esperando que DIOS haga un milagro? ¿Crees tú de todo corazón que DIOS puede cambiar las circunstancias negativas que te rodean y convertirlas en bendición para tu vida?
Si DIOS pudo crear el universo entero de la nada, ÉL puede tomar los espacios vacíos de tu vida y crear algo maravilloso. Si el Señor pudo sanar leprosos, paralíticos, ciegos y todo tipo de enfermos en aquellos tiempos, hoy puede sanar cualquier enfermedad aunque para la ciencia no sea posible. Si DIOS pudo levantar a su Hijo de los muertos, puede también resolver la situación más difícil en la que puedas encontrarte, “porque nada hay imposible para DIOS”, dice Lucas 1:37. 
Mantente en una actitud de fe confiando plenamente en el poder y el amor de DIOS. Descansa en Sus promesas, cree en ellas de todo corazón y espera en el Señor. Sigue el consejo de David en el Salmo 37:5: “Encomienda a Jehová tu camino, y confía en ÉL; y ÉL hará.”
ORACIÓN: Bendito Padre Celestial, ayúdame a confiar en Ti plenamente. Por favor quita toda duda y temor de mi mente y hazme ver que Tú puedes abrir caminos donde parece que ha llegado el final. Entrego en Tus manos esta situación y espero en Ti. En el nombre de Jesús, amén. 
LECTURA BIBLICA:  Génesis 1:1-5
En el principio creó DIOS los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las  tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de DIOS se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo DIOS: Sea la luz; y fue la luz. Y vio DIOS que la luz era buena; y separó DIOS la luz de las tinieblas. Y llamó DIOS a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día.”


lunes, febrero 23, 2015

PONER EN PRÁCTICA LO QUE PREDICAMOS


Que el Señor me bendiga.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria    
PONER EN PRÁCTICA LO QUE PREDICAMOS 
ROMANOS 2: 1-3 "Por eso no tienes disculpa, tú que juzgas a otros, no importa quién seas. Al juzgar a otros te condenas a ti mismo, pues haces precisamente lo mismo que hacen ellos. Pero sabemos que DIOS juzga conforme a la verdad cuando condena a los que así se portan. En cuanto a ti, que juzgas a otros y haces lo mismo que ellos, no creas que vas a escapar de la condenación de DIOS."
Hace algunos años en USA a una universidad la acusaron de plagio. Esto significa tomar los escritos de alguien y hacerlos pasar por propios. Esta acción es ilegal y es además moralmente incorrecta, cualquiera que sea el escrito que se ha copiado, pero en este caso lo más impactante fue el hecho de que esta universidad había plagiado precisamente la sección referente a “plagio” del manual de la otra universidad. El delito fue descubierto cuando un estudiante de postgrado de una de las dos universidades, que estaba considerando un empleo como profesor adjunto en la otra, estaba leyendo el manual de la escuela, y notó que la sección que advertía a los estudiantes contra el plagio era idéntica a la advertencia que había en el manual de la primera universidad.
También Jesús, en el Sermón del Monte enseñó reglas muy claras en relación al juzgar a los demás. Dice Mateo 7:1-5: “No juzguéis, para que no seáis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido. ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo? ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo? ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.”
Quizás la mayoría de nosotros, si no todos, nos podemos identificar con esa tendencia. Vemos un pecado en la vida de otra persona y nos disponemos inmediatamente a criticarlo, y muchas veces hasta delineamos la manera de corregir dicho comportamiento. Pero si somos honestos con nosotros mismos, podremos ver faltas similares en nuestras propias vidas.
Pide al Señor que te de discernimiento para reconocer tus fallas y tus debilidades, y sabiduría para actuar conforme a lo que nos enseña Su palabra.
Ten mucho cuidado de examinarte cuidadosamente antes de señalar las faltas de los demás, y hazte el propósito de practicar lo que predicas. Que el Señor Te bendiga.
ORACIÓN: Bendito Padre Celestial, reconozco que me resulta fácil juzgar y mirar despectivamente a alguien que ha hecho algo que no es correcto. Pero confieso ante Ti que muchas veces yo he hecho lo mismo que esa persona hizo e incluso aún peor. Te ruego me ayudes a estar consciente de que esta actitud es totalmente inaceptable para Ti y capacítame para mirar mis acciones antes de juzgar a los demás. En el nombre de Jesús, amén.
 Lectura Biblica: Romanos 2:1-3
En el pasaje de hoy, el apóstol Pablo incrimina a aquel hombre que juzga a los demás, mientras que él hace lo mismo que critica. Quien actúa de esta manera, dice Pablo, no tiene excusas y se condena a sí mismo. Y lo más importante: el que actúa de esta manera que ni piense que “no creas que vas a escapar de la condenación de DIOS.” Ciertamente DIOS no puede ser burlado, dice Gálatas 6:7, 'y pobre de aquel que lo intenta, pues nada bueno le espera'. Más adelante en este mismo capítulo del libro de Romanos, Pablo denuncia la hipocresía de los religiosos que se creían muy justos, pero hacían las mismas o peores cosas de las que acusaban a los demás. Escribió Pablo en Romanos 2:21-24: “en fin, tú que enseñas a otros, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que predicas contra el robo, ¿robas? Tú que dices que no se debe cometer adulterio, ¿adulteras? Tú que aborreces a los ídolos, ¿robas de sus templos? Tú que te jactas de la ley, ¿deshonras a DIOS quebrantando la ley? Así está escrito: «Por causa de ustedes se blasfema el nombre de DIOS entre los gentiles.»