miércoles, febrero 10, 2016

LUCHA CONTRA LA ADICCIÓN

DIOS es nuestro amparo y fortaleza.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria  
LUCHA CONTRA LA ADICCIÓN
1a CORINTIOS 10:13  “Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero DIOS es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir”.
Enrique era consciente de que luchaba contra una adicción. Sus amigos y familiares lo animaban para que la abandonara, y él estaba de acuerdo en que era lo mejor para su salud y sus relaciones interpersonales, pero el decía que no podía. Cuando otros le contaban cómo habían dejado sus malos hábitos, contestaba: «Me alegro por ti, pero ¡yo no puedo! Ojalá nunca hubiera caído en la tentación. Quiero que DIOS me quite ya mismo las ganas de seguir cayendo en ésto».
En algunos, puede producirse una liberación inmediata, pero la mayoría enfrenta una lucha diaria.Aunque no siempre entendemos por qué la tentación no se va enseguida, podemos recurrir al Señor desde cualquier situación que enfrentemos. Es más, quizá esta sea la parte más importante de nuestra lucha: aprender a dejar nuestros esfuerzos inútiles, para depender completamente de DIOS.  
Jesús también fue tentado; por éso, entiende lo que sentimos y se compadece de nuestras luchas. Entonces, podemos acercarnos «confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro».  DIOS también utiliza a otras personas, incluso a profesionales capacitados, en quienes podemos apoyarnos durante la recuperación.
Sea cual sea la lucha que enfrentemos, estemos convencidos de esto: DIOS nos ama más de lo que imaginamos y es fiel para socorrernos.
No somos tentados por ser malos, sino por ser humanos

ORACIÓN: Señor, Padre Celestial. Me acerco a Ti, para dejar a tus pies, todos mis esfuerzos inútiles de dejar de lado la adición que me domina y depender sólo de Ti. Gracias Señor. En el nombre de Cristo, amén. 

martes, febrero 09, 2016

EL LUNES EMPIEZO...

Proyectos y metas…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
EL LUNES EMPIEZO…
COLOSENSES 3:23 "Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el DIOS y no para los hombres".
¿Ya han pasado varios días de Enero, y aún no has iniciado con los propósitos que te planteaste a fin de año? “El lunes empiezo” es una frase muy común, sobre todo cuando se trata de postergar algo que requiere de esfuerzo, cambio de actitud o hábitos, siempre surgirá alguna excusa para dejarlo para un día más. Sin embargo, cada día, es una oportunidad que DIOS nos da para empezar de nuevo, no importa que día de la semana, o del mes te encuentres, no tienes que esperar hasta mañana o hasta el lunes, si no empezar hoy.
Retoma tu meta, y aunque a veces no es fácil lo que nos proponemos, es importante accionarnos y contar con la dirección de DIOS para alcanzar la meta final. Por éllo te comparto tres pasos a seguir que te facilitará llegar a tus metas, logrando lo que persigues.
Primero, tu meta debe ser ESPECIFICA
Es importante avanzar y crecer en las diferentes áreas de nuestra vida, por lo que puedes empezar por fijar 1 ó 2 metas en algún área, ya sea en lo familiar, espiritual, laboral y/o personal, es muy importante que sea algo concreto y no de tu vida en general.  or ejemplo, y este es muy común en las mujeres, el cuidar la salud física, hacer dietas y ejercicio.
En este caso lo específico sería: ¿Cuál es el peso que quieres llegar? Otro ejemplo pudiera ser ¿Cuánto dinero quieres ahorrar para comprar algo que te gusta? Servir a los demás en algún institución de beneficencia, o tal vez tu meta es retomar algo que dejaste en el camino, y como sabes nunca es tarde para empezar de nuevo. Cualquiera que sea tu objetivo, es importante que sea específico, también anótalo para que lo tengas en un lugar visible y lo estés recordando.
Segundo, tu meta debe ser MEDIBLE
Como sabemos, una meta es un destino, algo que deseas tener o lograr. Es como una guía que dirige tus pasos hacia aquello que más quieres para tu vida. Por eso las metas deben tener un plazo realista, debes decidir cuáles puedes lograr en un período más corto y a las que darás mayor prioridad. Esto es establecerlos en objetivos de corto, medio y largo plazo para facilitar que sean más alcanzables, y así al término de unos días, meses o un año habrás medido si lo cumpliste o no.
Tercero, tu meta debe ser ALCANZABLE
Dividir nuestras metas en pequeños pasos ayuda muchísimo, pero de nada servirá si los objetivos no se cumplen. Por ello establece metas que estén dentro de tus posibilidades, así evitarás la frustración de quedarte en el camino y refuerzas tu capacidad para conseguirlas.
Cuanto más claras y precisas tengas tus metas, más eficazmente pondrás los medios para alcanzarlas. Entonces, establece tus metas por escrito las cuales deben ser específicas, medibles y alcanzables.
Por último oro para que DIOS, te ayude a cumplir tus objetivos, así como el valor para retomar aquello importante que has dejado en el camino y debes alcanzar.
Recuerda que todo lo que hagas, hazlo de corazón, como para el DIOS y no para los hombres. Que DIOS te bendiga.

ORACIÓN: Padre Celestial, gracias te doy por la vida que me das y por las bendiciones recibidas hasta este momento. Gracias por el amor de mis padres, hermanos y amigos. Bendícelos Señor. Ayúdame a agradarte en todos mis actos y cumpla Tu voluntad. En el nombre de Cristo, amén.

lunes, febrero 08, 2016

CONOCE LOS PASOS DE LA FE

DIOS cumple cada promesa.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria 
CONOCE LOS PASOS DE LA FE
Ministerios En ContactO
DEUTERONOMIO 10:12,13 "Ahora, pues, Israel, ¿qué pide de ti Jehová, tu Dios, sino que temas a Jehová, tu Dios, que andes en todos sus caminos, que ames y sirvas a Jehová, tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma. 13 que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?"
La Biblia describe a la vida cristiana como un andar. Habla de andar en el Espíritu, en los caminos del Señor, en amor, y en verdad. Nuestra vida, entonces, debe ser cada vez más como la del Señor Jesús. La Biblia llama a esto “santificación”.
Pero, ¿y si tú sientes que estás retrocediendo en vez de avanzar? ¿Sabes cómo dar un giro? Solamente por fe en Cristo podemos movernos en la dirección correcta. He aquí la manera de cambiar de rumbo:
·       Primero, ten la seguridad de que DIOS cumple cada promesa. La Biblia contiene un increíble número de éllas, incluyendo la de darnos sabiduría, compañía constante de DIOS y paz, cuando nos enfocamos en Él.
·       Segundo, espera con ilusión la respuesta del Padre. En otras palabras, ten la gozosa seguridad en Sus promesas, que resultarán en bendiciones para tu vida.
·       Tercero,  que estés consciente cada día de la actividad de DIOS en tu vida. Al dedicar tiempo a la Palabra, a la oración y a la meditación, tú te volverás más sensible a lo que ÉL está haciendo.
·       Cuarto, ora con audacia, porque tú eres hijo de DIOS (Hebreos 4:16; Gálatas 3:26). Acercarse así al Padre no es arrogancia, sino una expresión de tu fe en Él.
·       Por último, obedece la guía del Espíritu. Esta es la verdadera prueba de tu fe; de hecho, la Biblia dice que sin acción, la fe está muerta (Santiago 2.17).
¿Sientes que tu vida está creciendo y madurando a imagen de Cristo? ¿O que las circunstancias y tu carácter parecen haberlas detenido?
DIOS promete seguir embelleciendo la vida de Sus hijos. Tú puedes resistirte, o cooperar con Su obra de gracia en tí.

ORACIÓN: Ayúdame Señor a cambiar mi rumbo y andar en la fe, que pueda seguir paso a paso la dirección correcta y gozar de la gracia que solo viene de Ti. En el nombre de Cristo, amén.

domingo, febrero 07, 2016

CÓMO ALCANZAR LA SABIDURÍA

La Palabra fuente de toda sabiduría.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria  
CÓMO ALCANZAR LA SABIDURÍA
PROVERBIOS 1:20-21 “Clama la sabiduría en las calles; en los lugares públicos levanta su voz. Clama en las esquinas de calles transitadas; a la entrada de la ciudad razona.”
Hay quienes piensan que para alcanzar la sabiduría hay que embarcarse en una larga excursión a pie hasta el Tibet y que en una remota y pequeña villa en la ladera de una alta montaña encontrarán un sabio monje que les dará la respuestas a sus inquietudes e interrogantes. Otros piensan que la sabiduría la van a encontrar visitando a un popular gurú en la India y poniendo mucha atención a sus enseñanzas y prestidigitaciones. Aún otros visitan monasterios ubicados en inaccesibles desfiladeros de montañas en medio del desierto, donde pareciera que el tiempo se ha detenido para siempre, buscando aunque sea una pista para hallar reposo y alivio a su desazón.
Están quienes tratan de hallar el significado de sus vidas en la práctica de antiguas religiones tribales de África o Sur América o en una fusión de ambas. Y también hay quienes se la pasan toda una vida estudiando e investigando y hasta batallando para obtener un diploma de una prestigiosa casa de estudio superiores con lo cual suponen podrán obtener libre acceso a la sabiduría. De éstas y muchas otras maneras, la gente busca encontrar algo que les resulta muy enigmático.
La palabra de DIOS nos enseña que la sabiduría no está circunscrita a un lugar específico o un determinado espacio geográfico.  A través de la conciencia o en medio de un silencio profundo o quizá en una ruidosa calle de un gran metrópoli se le podrá hallar siempre y cuando la busquemos con un propósito noble y con una actitud adecuada.  Para ello debemos abandonar las actividades propias de los necios y obedecer los mandatos del Señor.
La palabra de DIOS nos dice que “El comienzo de la sabiduría es el temor del Señor; conocer al Santo es tener discernimiento.” También nos dice que “Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a DIOS, y él se la dará, pues DIOS da a todos generosamente sin menospreciar a nadie”.  Por otra parte dice que “para los que DIOS ha llamado, lo mismo judíos que gentiles, Cristo es el poder de DIOS y la sabiduría de DIOS.”  Y finalmente nos dice que en Cristo “están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.”
Dejemos de pasar tanto tiempo soñando en horizontes de ilusión y pongamos los pies en la tierra para poder cultivar la provechosa sabiduría que viene de lo alto. Dediquemos el tiempo adecuado al estudio de la Palabra de DIOS y la sabiduría florecerá y dará fruto en nuestra vida. ¡Sólo a DIOS sea la gloria!

ORACIÓN: Ayúdame Señor a separar mu temprano en la mañana o durante el día para leer y estudiar Tu Palabra, fuente de toda sabiduría. En el nombre de Cristo Jesús. Amén.

sábado, febrero 06, 2016

EL DUEÑO DE MIS LABIOS

Que el elogio sea mi cualidad…
Comparte esta meditación..
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria  
EL DUEÑO DE MIS LABIOS
Our Daily Bread
SALMOS 19:14 “Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Señor…”
La diferencia entre el elogio y la adulación suele ser la motivación. Un elogio aprecia de manera genuina una cualidad o una acción de otra persona, mientras que el objetivo de la adulación es, habitualmente, aprovechar la situación al ganarse el favor de otra persona. Los elogios buscan animar; la adulación, manipular. 
En el Salmo 12, David se lamenta de su entorno social, donde las personas fieles y piadosas habían desaparecido, y en su lugar, había otras que hablaban mentiras «con labios lisonjeros, y con doblez de corazón». Habían declarado: «Por nuestra lengua prevaleceremos; nuestros labios son nuestros; ¿quién es señor de nosotros?».  
Sería bueno preguntarnos: ¿de quién son mis labios? cuando somos tentados a elogiar falsamente para conseguir lo que queremos. Si soy dueño de mis labios, puedo decir lo que me plazca. Pero si le pertenecen al Señor, mi vocabulario reflejará sus palabras, las cuales el salmista describe como «limpias, como plata refinada en horno de tierra, purificada siete veces».
Quizá una manera apropiada de mostrar a Quién le pertenecen nuestros labios sería empezar cada día con la oración de David, plasmada en otro salmo:

OREMOS: «Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, oh Señor, roca mía, y redentor mío» En el nombre de Cristo, amén. 

viernes, febrero 05, 2016

MÁS ALLÁ DE LAS CIRCUNSTANCIAS

Los que confían en DIOS…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
MÁS ALLÁ DE LAS CIRCUNSTANCIAS
EFESIOS 1:16-18 “no he dejado de dar gracias por ustedes al recordarlos en mis oraciones.  Pido que el DIOS de nuestro Señor Jesucristo, el Padre glorioso, les dé el Espíritu de sabiduría y de revelación, para que lo conozcan mejor.  Pido también que les sean iluminados los ojos del corazón para que sepan a qué esperanza Él los ha llamado, cuál es la riqueza de Su gloriosa herencia entre los santos,”
En nuestras vidas encontramos muchas situaciones que tienden a debilitar nuestra fe. Las presiones y las ansiedades sobrecargan nuestras mentes y no permiten que podamos ver las cosas que DIOS está haciendo.
Una de las metas del enemigo es lograr que el hombre se concentre en las dificultades que le rodean. Es fácil ver los problemas, pero sólo los que confían en DIOS pueden ver la solución detrás de los problemas, y sentir la paz del Señor. 
En una ocasión, el gran pintor inglés Joseph Turner se encontraba pintando uno de sus famosos paisajes, cuando se le acercó una mujer y le preguntó: “¿Por qué pone colores tan extravagantes en sus cuadros? Nunca veo nada así en la naturaleza.”  A lo que el pintor le contesto: “¿Y no le gustaría verlo, señora?”. Esa respuesta fue suficiente.  
Él era capaz de ver lo que élla no podía ver. De la misma forma, los que han creído y han aceptado a Jesucristo como Salvador, y son fieles a sus enseñanzas pueden ver muchas verdades espirituales que los incrédulos sencillamente no pueden reconocer. Cuando leas la Palabra de DIOS, medita en élla, y pide al Señor, como el apóstol Pablo, que te “dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de ÉL.”
A medida que nos acercamos más al Señor, buscando Su rostro, leyendo Su Palabra y orando diariamente, la luz redentora de Cristo alumbrará los ojos de nuestro entendimiento y podremos ver cosas que antes no veíamos. Éste es el resultado de una vida de comunión con el Señor.
ORACIÓN: Padre amado, ¡cuánto anhelo ver las cosas que Tú tienes para mí! Por favor, dame espíritu de revelación y sabiduría, y abre mis ojos espirituales para que yo pueda ver Tus maravillas aún en medio de las pruebas de esta vida, y pueda, por fe, vivir una vida de victoria. En el nombre de Jesús, amén.

LECTURA BIBLICA:  2a Reyes 6:15-17

Y Eliseo le dijo: «No tengas miedo, que son más los que están con nosotros que los que están con ellos.» 17 Acto seguido, Eliseo oró con estas palabras: «Señor, te ruego que abras los ojos de mi siervo, para que vea.» El Señor abrió los ojos del criado, y éste miró a su alrededor y vio que en torno a Eliseo el monte estaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego.

jueves, febrero 04, 2016

MÁS PRECIOSA QUE EL ORO Y LA MIEL

¡Qué gran verdad!
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaira  
MÁS PRECIOSA QUE EL ORO Y LA MIEL"
Salmo 19:9b-10 “Los decretos del Señor son verdaderos, y todos ellos justos; son más deseables que el oro refinado y más dulces que la miel que destila del panal.”
El oro, conocido desde la antigüedad y considerado como uno de los metales más preciosos, fue utilizado como estándar para muchas monedas a lo largo de la historia. 
La miel, reconocida por su dulzura, ya era cultivada por los pueblos antiguos por ser considerada como fuente de longevidad y de rejuvenecimiento.  La pureza y riqueza de estos elementos sugieren la idea de un gran valor para quien hace uso de ellos. 
Pero más puro y dulce que éllos es el mensaje de DIOS que encontramos en la Biblia.  Quien hace uso de este mensaje encuentra la paz verdadera que solamente Jesucristo puede dar. Las enseñanzas de DIOS, en toda Su pureza, además de ser atractivas también son refinadas.
La santidad y la pureza de Jesús llegan a nosotros por medio de Sus palabras de vida.  Si el oro y la miel son preciosos en este mundo, mucho más lo es la Palabra de DIOS que trae consuelo, paz, esperanza y vida eterna. 
ORACIÓN: Señor DIOS, qué preciosa es Tu Santa Palabra que me cuestiona, pero que también me libera.  Te doy gracias por élla en el nombre de Jesús, amén.