martes, julio 14, 2020

SALVAMENTO EN EL MAR


Nuestra oración…
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
SALVAMENTO EN EL MAR
Nuestro Pan Diario

MATEO 7:7-8 "Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; 
y al que llama, se le abre"

La tempestad era espantosa, con vientos de 120 kilómetros por hora, y rachas que llegaban a los 170. El pesquero ruso «Briz», de seis mil toneladas, se anegaba en las aguas del mar del Norte. Cuando el capitán Sverdlovsk, del pesquero ruso, vio que su nave se hundía, irradió una llamada de auxilio, y un remolcador holandés, el «Carlot», acudió en su ayuda.
Pero el salvamento se hacía casi imposible. Era como si toda la furia de los vientos y las inmensas olas del mar se hubieran propuesto no permitir el rescate de ninguno de los cincuenta y seis marineros a bordo del «Briz».
Después de algún tiempo de tratar de ejecutar el salvamento y de agotar todos los recursos sin poder transferir a un solo hombre, el capitán del remolcador «Carlot», André Ruyg, de cuarenta y dos años de edad y creyente en DIOS, hizo lo que para un capitán era insólito. Pidió ayuda divina: «¡DIOS mío,—rogó—, ayúdanos! Sólo Tú puedes calmar esta tempestad.» De repente los vientos comenzaron a calmarse y las inmensas olas perdieron su furia. El salvamento pudo llevarse a cabo, y aunque el pesquero «Briz» se hundió, no pereció ninguno de los marineros.
Las batallas del hombre contra el mar tienen siempre acentos épicos. ¡Es tan grande el océano y son tan pequeños los barcos! ¡Son tan altas las olas y tan frágiles los cascos de las embarcaciones! Por eso el marinero supo clamar a DIOS, y al igual que en aquella célebre tormenta en el mar de Galilea de dos mil años atrás, JESÚS vino en auxilio caminando sobre las olas.
Aprendamos a orar. No es cuestión de aprender ciertas oraciones redactadas de cierto modo, sino la de establecer una relación permanente con DIOS. Acudamos a clamar a DIOS desde el primer instante de nuestra tormenta. Practiquemos la presencia de DIOS.
Vivamos con la línea de comunicación abierta. Que nunca haya un momento en que no estemos en contacto con DIOS. Si no tenemos una relación con DIOS, entablemos una sin demora. Si hemos cortado la relación que teníamos, comencemos desde este momento a restablecerla.
Así, pase lo que pase, en medio del dolor podremos clamar con la seguridad de que DIOS nos está escuchando. JESUCRISTO desea ayudarnos en todas las tragedias de la vida. ÉL puede reprender los vientos y calmar las olas.
Lo único que tenemos que hacer es expresarle nuestro temor reverente y esperar con fe en la respuesta.
CRISTO dijo: «Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre» (Mateo 7:7-8).
OREMOS: PADRE Celestial. Sabemos que TÚ escuchas las oraciones. En este día me acerco a TÍ para que me ayudes a superar los problemas que tengo en mi hogar, en mi trabajo, en mi barrio. Pongo en TUS manos la vida y salud de……… «(uno o varios) nombres del familiar, amigo ó conocido que necesite la ayuda de DIOS», así como de sus seres queridos y de los medios físicos y humanos que se están utilizando para su pronta recuperación. Que se haga TU voluntad. Gracias SEÑOR por las muestras de TU amor.
En el nombre de CRISTO, amén.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:


lunes, julio 13, 2020

¿QUIERES ASCENDER EN LA VIDA?


Humildad y servicio.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
¿QUIERES ASCENDER EN LA VIDA?
**Leer Marcos 10: 35-45 (DIOS Habla Hoy)

MARCOS 10:43-45 "43 Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, el que quiera ser grande entre ustedes, deberá servir a los demás, 44 y el que entre ustedes quiera ser el primero, deberá ser el esclavo de los demás. 45 Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y dar su vida 
en rescate por una multitud"

Una pequeña historia cuenta que había una vez una cometa de papel al que le encantaba volar a gran altura. Nada la hacía más feliz que quedar atrapada en una fuerte brisa que la remontara bien alto. Sin embargo, poco a poco la cometa se fue sintiendo insatisfecha. ¿No sería maravilloso poder volar incluso más alto de lo que le permitía la cuerda?
En lo único que pensaba era en el día que flotase tan alto que las casas le parecieran pequeños puntitos abajo, y que pudiera rozar las nubes. Así que halaba y halaba la cuerda con la esperanza de liberarse.
Un día, la cuerda se rompió. Por un momento, la cometa se sintió muy exaltada, pues se elevó aun más. Pero entonces empezó a dar volteretas, y a perder el control, y al poco tiempo se estrelló contra el suelo.
Desafortunadamente nosotros actuamos así muchas veces. Queremos ascender en la vida por medio de patrones humanos, pero los resultados que obtenemos son todo lo contrario.
JESÚS dejó claramente establecido que ésa no es la manera de actuar que DIOS espera de SUS hijos, sino todo lo contrario.
Sin duda JESÚS conocía el carácter humano, y la natural tendencia del hombre a querer sobresalir por encima de los demás a toda costa.
Cuando Juan y Jacobo le hicieron al SEÑOR la ambiciosa petición: -"Concédenos que en tu reino glorioso nos sentemos uno a tu derecha y otro a tu izquierda, (Marcos 10:35-45), lo primero que ÉL les dijo fue: -Ustedes no saben lo que piden"-.
Uno de los problemas fundamentales de la raza humana es que demasiadas personas tratan de hacer lo menos que pueden y pretenden recibir más que los demás. Sin embargo, desde la perspectiva de DIOS sólo aquel que está dispuesto a dar más de lo que recibe, es decir el que está dispuesto a servir a los demás, podrá genuinamente ascender en la escala de la vida.
Por eso JESÚS les dio a éllos y a los demás discípulos una gran enseñanza: -“El que quiera ser grande entre ustedes, deberá servir a los demás, 44 y el que entre ustedes quiera ser el primero, deberá ser el esclavo de los demás. 45 Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud-.
OREMOS: PADRE Santo, te ruego me ayudes a aplicar en mi vida esta preciosa enseñanza. Por favor, pon en mí un espíritu de humildad y servicio, de manera que yo actúe siempre imitando a Tu HIJO en todo. 
En el nombre de JESÚS, amén.
**Leer Marcos 10: 35-45 (DIOS Habla Hoy)
Jesús responde a Santiago y Juan
35 Santiago y Juan, hijos de Zebedeo, se acercaron a Jesús y le dijeron: —Maestro, queremos que nos hagas el favor que vamos a pedirte.
36 Él les preguntó:—¿Qué quieren que haga por ustedes?
37 Le dijeron:—Concédenos que en tu reino glorioso nos sentemos uno a tu derecha y otro a tu izquierda.
38 Jesús les contestó:—Ustedes no saben lo que piden. ¿Pueden beber este trago amargo que voy a beber yo, y recibir el bautismo que yo voy a recibir?
39 Ellos contestaron:—Podemos. Jesús les dijo:—Ustedes beberán este trago amargo, y recibirán el bautismo que yo voy a recibir; 40 pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me corresponde a mí darlo, sino que les será dado a aquellos para quienes está preparado.
41 Cuando los otros diez discípulos oyeron esto, se enojaron con Santiago y Juan.
42 Pero Jesús los llamó, y les dijo:—Como ustedes saben, entre los paganos hay jefes que se creen con derecho a gobernar con tiranía a sus súbditos, y los grandes hacen sentir su autoridad sobre ellos. 43 Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, el que quiera ser grande entre ustedes, deberá servir a los demás, 44 y el que entre ustedes quiera ser el primero, deberá ser el esclavo de los demás. 45 Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por una multitud.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:



domingo, julio 12, 2020

NO SE VE LO MISMO YENDO QUE VOLVIENDO


El perdón es una expresión de amor.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
NO SE VE LO MISMO YENDO QUE VOLVIENDO
BOCADOS DEL ALMA
**Leer Lucas 15:11-31

LUCAS 15:2-24 “Cuando aún estaba lejos, lo vio su padre y fue movido a misericordia, y corrió y se echó sobre su cuello y lo besó. 21 El hijo le dijo: “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.” 22 Pero el padre dijo a sus siervos: “Sacad el mejor vestido y vestidle; y poned un anillo en su dedo y calzado en sus pies. 23 Traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta, 
24 porque éste, mi hijo, muerto era y ha revivido; 
se había perdido y es hallado.”

(Te lo cuenta el hijo menor de la parábola de **Lucas 15:11-31)
El camino de ida se hizo fácil Padre, tenía en mis manos lo que parecía la felicidad. En el camino de ida no pensé en Tí, sólo en qué iba a gastar lo que creía era “mi plata”, pero… se ve lo mismo yendo que volviendo.
Cuando me quedé sin un solo peso, todo el dinero malgastado. Parado en el medio del camino, se me hizo noche oscura, tenía hambre, no tenía una mísera moneda, no podía ver más allá, pensaba y pensaba cada palabra para decirte, preparando el alegato para ser perdonado.
Y fue entonces cuando decidí volver sobre mis pasos, volver a la casa, el lugar donde había sido feliz, entre mi gente, la que me conocía y sabía con sólo una mirada lo que me pasaba, volver a los brazos de mi Padre, sí, ese Padre que en cuanto me divisó salió al camino a buscarme con los brazos abiertos para que yo no tuviera ninguna duda que me estaba esperando, que quería que vuelva y cuando me envolvió en sus brazos y me besó supe dentro mío lo que significa ser perdonado.
Para ser perdonado siempre, siempre hay que dar un paso, salir de ese “lugar” donde estamos y no estamos bien; donde algo nos molesta, como piedra en el zapato. Para sentir el perdón necesitamos la declaración del arrepentimiento, aunque no nos salga bien, aunque se nos confundan las palabras, el Padre siempre entenderá, porque conoce la intención del corazón. Y así podremos cubrirnos con su abrazo, volver a sentirnos “dentro de la casa”.
ESTE ES UN TIEMPO, EN EL QUE TENEMOS tiempo también para pensarnos en nuestras actitudes:
-¿Así volvemos al PADRE Celestial? -¿Reconociendo que somos únicos responsables de lo que hicimos mal? -¿Volvemos a pedir perdón a DIOS, sin agregar ninguna excusa? -¿Le decimos al PADRE “Ten misericordia de mí”?
La falta de perdón es como un veneno que tomamos a diario a gotas y que finalmente nos termina envenenando. El perdón es una expresión de amor. Así lo fue con el Padre y el hijo que vuelve a sus brazos. Así lo es para nosotros con nuestro Padre DIOS.
CUANDO VOLVEMOS HACIA ÉL, oremos: Que el SEÑOR nos bendiga y nos haga pensar en cuáles son nuestras actitudes que debemos cambiar; qué es eso que el PADRE espera en el medio del camino y que nosotros cambiemos. Ojala le podamos pedir al SEÑOR que nuestras manos puedan trabajar en el amor, en la sonrisa. Que el SEÑOR nos enseñe a salir de nosotros para llegar a los otros, con algunas palabras y miles de gestos. En el amor de CRISTO, amén
Pastora CRISTINA DINOTO
(Deseo agradecer a la pastora Cristina por su hermoso aporte para el día de hoy. - Rev. Javier Ochoa Jara)
**Leer Lucas 15:11-31 (RV95)
PARÁBOLA DEL HIJO PRÓDIGO
11 También dijo: «Un hombre tenía dos hijos, 12 y el menor de ellos dijo a su padre: “Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde.” Y les repartió los bienes. 13 No muchos días después, juntándolo todo, el hijo menor se fue lejos a una provincia apartada, y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.14 Cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia y comenzó él a pasar necesidad. 15 Entonces fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual lo envió a su hacienda para que apacentara cerdos. 16 Deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. 17 Volviendo en sí, dijo: “¡Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: ‘Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros.’” 20 Entonces se levantó y fue a su padre. Cuando aún estaba lejos, lo vio su padre y fue movido a misericordia, y corrió y se echó sobre su cuello y lo besó. 21 El hijo le dijo: “Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo.” 22 Pero el padre dijo a sus siervos: “Sacad el mejor vestido y vestidle; y poned un anillo en su dedo y calzado en sus pies. 23 Traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta, 24 porque éste, mi hijo, muerto era y ha revivido; se había perdido y es hallado.” Y comenzaron a regocijarse.
25 »El hijo mayor estaba en el campo. Al regresar, cerca ya de la casa, oyó la música y las danzas; 26 y llamando a uno de los criados le preguntó qué era aquello. 27 El criado le dijo: “Tu hermano ha regresado y tu padre ha hecho matar el becerro gordo por haberlo recibido bueno y sano.” 28 Entonces se enojó y no quería entrar. Salió por tanto su padre, y le rogaba que entrara. 29 Pero él, respondiendo, dijo al padre: “Tantos años hace que te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos. 30 Pero cuando vino este hijo tuyo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo.” 31 Él entonces le dijo: “Hijo, tú siempre estás conmigo y todas mis cosas son tuyas. 32 Pero era necesario hacer fiesta y regocijarnos, porque este tu hermano estaba muerto y ha revivido; se había perdido y ha sido hallado.”»
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:

sábado, julio 11, 2020

¿TIENES SED?


La Fuente de agua viva.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio.
Meditación Diaria
¿TIENES SED?
Renuevo de Plenitud

JUAN 6:35 "Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás".

Cuentan que una vez un hombre viajaba por el océano y su barco se hundió, quedó a la deriva por varios días antes de que milagrosamente fuera encontrado por una embarcación pesquera. Al recuperarse de su pésima condición, contó el peor error que había cometido.
Al sentir una sed desesperante, bebía agua salada, y por la sal contenida en la misma, lejos de saciarse, sentía más sed e introducía sal y otros compuestos a su cuerpo que lo deshidrataba más.
Muchas veces cuando sentimos sed de amor, cariño, comprensión, verdad o atención, la buscamos en cosas que lejos de saciarnos, nos dejan peor que antes. Así, el solitario se refugia en otro más solitario; el falto de amor lo busca en los placeres y la vida desenfrenada; el incomprendido se refugia en vicios y mal carácter para llamar la atención.
Es hora ya de que dejes de llenar tu cuerpo de agua salada. JESÚS dijo: “mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna” Juan 4:14.
Así que no busques más saciar tu sed, cualquiera que sea, en las cosas de este mundo. El único que puede saciarte es tu amigo y creador JESÚS.
Haz la prueba, no cuesta nada ¡y lo ganas todo!
Arturo Quirós
OREMOS: Gracias SEÑOR porque TÚ eres la fuente de todas las bendiciones que recibo diariamente. Gracias. 
En el amor de CRISTO, amén.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:


viernes, julio 10, 2020

¿DÓNDE ESTÁ PUESTA TU CONFIANZA?


Necesitas colocar toda tu confianza en DIOS
Comparte esta meditación
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
¿DÓNDE ESTÁ PUESTA TU CONFIANZA?

ISAÍAS 31:1 “¡Ay de los que descienden a Egipto en busca de ayuda, de los que se apoyan en la caballería, de los que confían en la multitud de sus carros de guerra y en la gran fuerza de sus jinetes, pero no toman en cuenta al Santo de Israel, ni buscan al Señor!”

La vida del hombre transcurre en una sola preocupación y búsqueda de consolidar su seguridad. Desde que nacemos buscamos la seguridad que nos da el seno de nuestra madre y más adelante siempre buscamos la seguridad que nos ofrece la cobertura de nuestros padres. Cuando estudiamos, lo hacemos para asegurarnos de que más adelante podamos tener un buen empleo. Al trabajar, nos aseguramos de que podamos incrementar y mantener un flujo de ingresos constante que nos permita la seguridad de cubrir nuestras necesidades básicas y los gastos de la vida diaria.
También, si es posible, ahorramos dinero para asegurarnos de que contaremos con suficientes recursos en caso de que se presente algún percance. También buscamos seguridad financiera para nuestra vejez. Y ya cuando estamos llegando al final de nuestro camino terrenal, nos aseguramos de que nuestro fallecimiento no se convierta en una carga financiera para nuestros seres queridos, y nos adelantamos a comprar un plan de previsión funeraria. Muy pocos se dan cuenta de que después de la muerte física nos queda una larga existencia, ya no en este mundo, para la cual también debemos estar preparados y asegurados.
Toda nuestra confianza la ponemos en las riquezas, pocas o muchas, que podamos acumular. Y así nos pasamos toda la vida trabajando arduamente para consolidar nuestra seguridad sin darnos cuenta de que la verdadera seguridad sólo proviene de DIOS.
¿Dónde están los cimientos de tu fortaleza? ¿Qué es lo que te hace sentir seguro? ¿Qué situación temes que pueda ocurrir que cause la conmoción de tu seguridad? ¿Qué has estado haciendo al respecto?
En cualquier caso debes buscar primero el apoyo de DIOS. Sin ÉL nunca podrás tener una genuina firmeza. Necesitas hacer como el hombre prudente que construyó su casa sobre la roca. “Cayeron las lluvias, crecieron los ríos, y soplaron los vientos y azotaron aquella casa; con todo, la casa no se derrumbó porque estaba cimentada sobre la roca.” (Mateo 7:25)
Necesitas colocar toda tu confianza en DIOS, buscando primero su reino y su justicia y todas las cosas que necesitas te serán añadidas. Así que no perdamos el sueño por causa de la inseguridad sino coloquemos todas nuestras angustias en las amorosas manos de nuestro Señor JESUCRISTO. Tanto ahora como en la eternidad no hay mayor fuente ni garantía de seguridad que ÉL. DIOS no desea que seamos autosuficientes, sino que dependamos de ÉL y pongamos en ÉL nuestra confianza.
A través de la Escritura, el SEÑOR demuestra que ÉL y sólo ÉL es capaz de suplir plenamente toda necesidad nuestra. Ciertamente no debemos permitir que nuestros éxitos influyan en nuestro ego y éso desvíe nuestra atención de DIOS.  La Biblia dice que “toda buena dádiva desciende de lo alto.” (Santiago 1:17).
Todo lo bueno que tenemos, todos los éxitos que hemos logrado en esta vida se deben al amor y la misericordia de DIOS, Quien nos ha dado todo. Una linda canción contemporánea dice: “Cada mañana al despertar, y por la noche al descansar agradezco Tus bondades a mi vida, por todo lo que me permites disfrutar.”
Cree de todo corazón que es la bondad de DIOS la razón de todas las bendiciones que recibes a diario. Agradécele hoy por todo lo que tienes y deposita tu confianza en el DIOS Todopoderoso para el logro de futuros éxitos en tu vida. ¡Sólo a DIOS sea la gloria!
OREMOS: PADRE Santo, te doy gracias por TU amor y TU misericordia. Te ruego que me ayudes a identificar TU mano en todos los éxitos que yo pueda lograr en mi vida, que siempre te de a TÍ la gloria y que mi confianza en TÍ sea cada vez mayor. En el nombre de JESÚS, amén.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:


jueves, julio 09, 2020

SIGUE INTENTANDO


Cuando el rechazo sacude tu resolución…sigue intentando.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
SIGUE INTENTANDO
Renuevo de Plenitud

JOB 17:9 “El justo se mantendrá en su camino, y el de manos limpias más y más se fortalecerá”

En 1894, un joven de dieciséis años encontró esta nota de su maestro de retórica en Harrow, Inglaterra, junto a su boletín de calificaciones: "Una notoria falta de éxito". El joven continuó tratando y llegó a convertirse en uno de los oradores más famoso del siglo veinte. Su nombre fue Winston Churchill.
En 1902, un aspirante a escritor de veintiocho años de edad recibió una carta de rechazo del editor de poesía del The Atlantic Monthly. De regreso con un grupo de poemas que él había enviado, estaba esta graciosa nota: "Nuestra revista no tiene espacio para sus vigorosos versos". Él continuó tratando, sin embargo llegó a ver su obra publicada. El nombre del poeta era Robert Frost.
En 1905, la Universidad de Bern declinó una disertación de doctorado, como muy elaborada e irrelevante. El joven estudiante de física, que escribió la disertación siguió esforzándose y llegó a desarrollar alguna de sus ideas como teorías generalmente aceptadas. Su nombre era Albert Einstein.
Cuando el rechazo sacude tu resolución y opaca tus metas, sigue intentando. ¡Si no te das por vencido, con la ayuda de DIOS un día estarás viviendo tus sueños!
OREMOS: Gracias SEÑOR porque a través de TU Palabra me das aliento para seguir adelante. 
Gracias por las muestras de TU amor. 
En el amor de CRISTO JESÚS, amén.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección:



miércoles, julio 08, 2020

EL EXAMEN CON TRAMPA


El experimento.
Comparte esta meditación.
Bendiciones,
Enio
Meditación Diaria
EL EXAMEN CON TRAMPA
Nuestro Pan Diario

SALMO 119:133 “Ordena mis pasos con tu palabra,
y ninguna iniquidad se enseñoree de mí”.

Dan Ariely, profesor de economía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), realizó algunas pruebas sobre el comportamiento humano.
En un experimento, los participantes dieron un examen en el que recibirían dinero por cada respuesta correcta. Sin embargo, éllos no sabían que Airely no estaba probando su conocimiento sino si harían trampa.
Organizó el examen de tal modo que los grupos creyeran que sería fácil hacer trampa. Antes de dar el examen, a un grupo de los participantes se les pidió que anotaran los Diez Mandamientos, hasta donde pudieran recordarlos. Para asombro de Ariely, ¡nadie de este grupo hizo trampa! Pero en todos los demás grupos sí hubo quienes hicieron trampa. Recordar un patrón de referencia moral marcó la diferencia.
Siglos atrás, el salmista entendió la necesidad de un patrón de referencia moral y pidió ayuda divina para seguirlo. Oró al SEÑOR: «Ordena mis pasos con tu palabra, y ninguna iniquidad se enseñoree de mí… y enséñame tus estatutos» (Salmo 119:133-135).
El experimento del «examen con trampa» de Ariely ilustra nuestra necesidad de guía moral. El SEÑOR nos ha dado Su Palabra (La Biblia) como una lámpara a nuestros pies y una lumbrera a nuestro camino para dirigirnos en nuestras elecciones morales.
HDF
Lee diariamente Su Palabra, estúdiala y memoriza los pasajes bíblicos que te han impactado. Comparte tus conocimientos con tus seres queridos y amigos. Antes de leer La Biblia, dirígete en oración a DIOS para que te ayude en tu lectura y comprensión de la misma.
OREMOS: Gracias SEÑOR porque tenemos TU Palabra que es nuestra guía que nos ayuda en todo momento pues es lámpara para nuestros pies y lumbrera en nuestro camino. Ayúdanos en su comprensión y aplicación de lo leído. En el amor de CRISTO, amén.
Visita nuestra página web en la siguiente dirección: